La tecnología ha significado un antes y un después en la gestión de numerosos trabajos. De hecho, son pocas las empresas que no hacen uso de ella para salir a delante y poder posicionarse en un mercado que cada vez se presenta más competitivo. Los centros educativos son un ejemplo de cómo el uso de la tecnología facilita la tarea de gestionar una compañía con un número elevado de componentes.

Los más modernizados, como escuelas de negocio o universidades líderes, utilizan plataformas educativas ‘online’ que suponen un valor agregado para el estudiante. Sin embargo, otros centros con la misma necesidad de aportar valor a sus usuarios, pero con un menor poder adquisitivo, tienen una mayor dificultad para acceder a dicha tecnología.

Cada vez son más los centros de enseñanza que demandan el acceso a una tecnología educativa rápida, económica y sencilla, pero la mayor parte de las soluciones que ofrece el mercado tienen un precio elevado y son difíciles de administrar y usar.

Algunas de estas soluciones son gratuitas, pero esta ventaja se ve menguada con configuraciones difíciles de manejar y la necesidad de personal técnico y equipos propios. Otras ofrecen programas en la nube, aunque o no son personalizables o tienen un precio muy elevado.

Con el objetivo de ofrecerles la plataforma definitiva, Javier Fuentes y Rafael Oliva, dos jóvenes emprendedores gaditanos, han diseñado la Open Modulable Learning Platform (OpenMLP).

OpenMLP es una plataforma de código abierto, de descarga gratuita o instalación inmediata, muy fácil de utilizar y de un aspecto muy atractivo adaptable a la imagen del centro. Esta aporta a los centros una herramienta focalizada a facilitar la labor de docentes y demás empleados, reduce los costes de transporte y papelería y agiliza diversos procesos como el control de notas o envío de documentos.

Además, esta herramienta da un valor añadido al centro, pues no contar con un sistema semejante significaría estar un paso por detrás de los centros líderes.

OpenMLP se encuentra actualmente en el 40% de su fase de desarrollo, en la que se han empleado tres meses. Durante este periodo se ha programado el núcleo central y la estructura general de la plataforma. A pesar del incipiente estado de desarrollo, se ha llevado a cabo una prueba en su página web (demo.openmlp.com) con una actividad formativa real con la que se demuestran algunas funciones básicas.

La herramienta se presenta en el mercado a través de una web desde la que será posible descargar la plataforma de manera gratuita e instalarla en servidores propios. Ya que es de código abierto el cliente puede utilizarla y distribuirla libremente siempre que no se modifique el código.

OpenMLP previene problemas presentes y futuros para los centros, empresas y estudiantes. Esto se consigue mediante la implementación en la zona de administración de una selección de características adicionales (Marketplace) que pueden ser descargadas e integradas por los mismos administradores de las plataformas de cada uno de los centros o empresas. Este sistema automático de mejoras lo implementan, hasta el momento, sólo las plataformas de comercio electrónico.

Además de OpenMLP, la compañía cuenta con ‘redAlumnos’, una plataforma que a la vez permite construir una propia plataforma de formación. Con ella es posible diseñar aulas específicas y su imagen corporativa, en definitiva, una plataforma de aprendizaje social a medida. Esta permite a profesores, estudiantes y padres poder interaccionar en una red especialmente diseñada para el mundo de la enseñanza en un entorno totalmente seguro.

Actualmente, más de 80.000 estudiantes, 10.000 profesores y 1.000 empresas de todo el mundo ya usan sus plataformas.

Etiquetas: