Los bancos de baterías tienen la misión de acumular la energía proveniente de las fuentes de energía renovable que se han producido durante las horas de luminosidad para poder hacer uso de ella durante las noches y periodos de mal tiempo. Además, tienen la capacidad de proveer una intensidad de corriente superior a la que el dispositivo fotovoltaico puede entregar.
No obstante, a pesar de las diversas ventajas que ofrecen a sus usuarios, estos se encuentran con una importante falta de información relevante, inteligible y en tiempo real del estado de sus sistemas de almacenamiento de las instalaciones fotovoltaicas. Esta ausencia de información desemboca en la incapacidad de los usuarios de tomar decisiones referidas al mantenimiento y ahorro de energía.
Para poner fin a esta situación, la empresa Whitewall Energy and Renowable Solutions ha desarrollado el ‘Ivy Smart Battery Monitor’, el primer monitor inteligente de alta precisión para bancos de baterías. Un dispositivo innovador y único en el mercado que se encarga de monitorizar el sistema de almacenamiento y presentar la información en el propio dispositivo del usuario, ya sea un smartphone, una tableta o un ordenador. Todo ello mediante la red wifi o 3G. Características que permiten un mejor conocimiento del estado de la instalación, y por lo tanto, una mejora de las toma de decisiones de dimensionamiento y consumo.
Es una idea similar al ordenador de abordo que incorporan los automóviles. No obstante, este dispositivo no sólo permite al usuario conocer el estado del sistema energético en sistemas fotovoltaicos, sino que, además, les permite conocerlo en cualquier momento, en cualquier lugar y en tiempo real.
Su producto va dirigido especialmente a individuos con instalaciones fotovoltaicas en funcionamiento que deseen un mayor conocimiento del estado del sistema de almacenamiento. Sin embargo, debido al gran valor añadido que supone el dispositivo, también resulta atractivo para empresas instaladoras de kits, de huertos solares y distribuidores de productos para energías renovables.
Características innovadoras
El ‘Ivy Smart Battery Monitor’ mide la tensión (V) y la intensidad (A), lo que a su vez permite calcular el estado del sistema y el estado de la carga. Además de la autonomía en tiempo y capacidad, el consumo de energía, la temperatura e incluso también la humedad.
Por otra parte, está configurado para establecer alertas sobre la salud y el reemplazo de baterías. Proporcionando información en tiempo real y en historial tanto, en la nube (Ivy Cloud) como accesible localmente.
La microempresa granadina, que pretende destacar en el diseño de soluciones inteligentes para energías renovables, tiene como objetivo que los usuarios tengan control del estado del sistema de almacenamiento, ya que este supone entre el 60 y el 80% del coste final de una instalación fotovoltaica.
Oportunidad
El ‘Institute for Humane Studies’ (IHS) estima que la demanda del sector fotovoltaico crecerá en torno a un 25% y que las instalaciones de energía fotovoltaica conectadas a la red y con sistema de almacenamiento de energía se triplicarán este año. Es por ello que la empresa cuenta con una gran oportunidad de negocio en el diseño y fabricación de productos inteligentes para la monitorización de alta precisión de bancos de baterías.
Mediante este plan de desarrollo empresarial, pretenden convertirse en una empresa fabricante de sus propios productos y en una importante creadora de empleo estable en Andalucía.
Entre sus ventajas competitivas se encuentra su gran capacidad tecnológica y los recursos humanos cualificados que componen la empresa. Los cuales cuentan con experiencia previa en el comercio internacional y en la gestión de pymes y productos innovadores.
En referencia al producto, cabe destacar la conectividad, lo que le convierte en un producto ‘smart’ y por otro lado la tecnología de medición de la corriente no intrusiva.
Creadora de empleo
Mediante el presente plan de desarrollo empresarial, la compañía aspira a consolidarse en el sector de los productos inteligentes para energías renovables, además de establecer un centro de fabricación en Granada. Lo que supondría crear puestos de trabajo en Andalucía.
Se trata de un proyecto ambicioso pero realista, que plantea una apuesta por la fabricación en Andalucía y la internacionalización de sus empresas.

Etiquetas: