Ago 11, 2015 / por Alhambra Venture / 1 comentario

Casi un millón de personas, ciegas o con problemas severos de visión, se enfrentan en España a su día a día con la sola ayuda de un bastón y, con suerte, de un perro guía. Cada vez más este colectivo protagoniza historias dignas de ser contadas por el gran coraje y espíritu de superación con el que afrontan su falta de visión. No obstante, la mayoría no acostumbra a salir de su rutina por miedo a lo desconocido, ya que aún existen demasiados entornos no adaptados a sus necesidades.

Con la intención de disminuir este miedo y aumentar su autonomía, la compañía Outbarriers ha desarrollado una aplicación móvil que alerta a estas personas de los problemas y barreras arquitectónicas existentes en la calle utilizando la tecnología desarrollada por Apple, iBeacon. Además, esta ‘app’ también sirve como audioguía para interiores de edificios como servicios públicos, hoteles, museos, etc.

Pero eso no es todo, esta aplicación permite que cualquier comercio sea visible para todos, haciendo que sus ofertas y promociones lleguen también a personas con problemas de visión. Esto convierte a Outbarriers en la aplicación ideal para aquellas empresas con programas de Responsabilidad Social Corporativa que quieran ayudar a construir una sociedad completamente accesible para todos, sin excepciones.

Así, por ejemplo, un restaurante puede ofertar su menú a través de Outbarriers e indicar dónde se encuentran los baños u otra información arquitectónica de interés.

No obstante, no sólo se podrán adaptar las empresas; los edificios públicos, el transporte e incluso los monumentos deben estar adaptados, aumentando así la experiencia del consumidor.

Por último, en Outbarriers también quieren hacer visibles a las personas. Su deseo es que a través de su ‘app’ los usuarios puedan saber cuánta gente hay a su alrededor, por ejemplo en la cola de un banco o supermercado.

Outbarriers es una empresa emergente joven, pero con una dilatada experiencia en I+D. Su equipo promotor ha desarrollado prototipos muy innovadores desde la universidad, como un sistema domótico con la PlayStation 2. El director técnico, José Manuel Robles, también ha trabajado en el sector de Defensa para proyectos como el submarino S80 y en subsistemas para los aviones militares de Airbus.

Actualmente, haciendo uso de dicha experiencia, el equipo está trabajando en el diseño de sus propias balizas inteligentes con todo tipo de sistemas innovadores, como las populares impresoras 3D.

Su gran ventaja competitiva es ser un equipo pionero en el sector que lleva casi un año trabajando con esta tecnología.

Esto significa que mientras que la competencia está ahora empezando, Outbarriers ya esté lista para comercializar la primera versión con los puntos claves.

Otra de las ventajas de la aplicación es que la tecnología y red de balizas de Outbarriers puede ser utilizada por aplicaciones de terceros orientadas al turismo, salud y deporte, entre otros sectores.

La solución que ofrece esta compañía es universal, ya que sólo es necesario tener un smartphone para poder usarla. Además, esta podrá adaptarse a dispositivos más específicos para personas ciegas o con problemas de visión como el Doro Claria, un móvil que transforma el texto y los colores en sonido y voz para facilitar la navegación, la lectura y las compras en línea.

El objetivo de Outbarriers es que Granada se convierta en la primera ciudad del mundo adaptada para ciegos; y es que como dice el refrán, «no hay en la vida pena más grande que ser ciego en Granada». A partir de ahí quieren conseguir un modelo fácilmente exportable a cualquier ciudad del mundo, ya que el sistema es universal y multibilingüe.

Etiquetas: