Hace unos meses, en Granada, José Manuel Robles, ingeniero informático, y Víctor Bodega, creativo publicitario, decidieron emprender juntos un proyecto bautizado con el nombre de Picxe.

Picxe surge con la idea de retomar, actualizar y mejorar con ayuda de la tecnología el negocio ya obsoleto de la típica fotografía que te venden en parques de atracciones o lugares turísticos.

Una vez diseñada la idea, decidieron llevarla a la práctica en el lugar con más potencial turístico que tiene Granada, la Alhambra. Para ello, trabajaron con una gran touroperadora de visitas guiadas y contrataron a jóvenes fotógrafos profesionales encargados de fotografiar a los turistas en su ruta por el monumento. Posteriormente, los turistas podrían acceder cómodamente a la plataforma de Picxe a través del ordenador o smarthphone, y adquirir sus imágenes profesionales de ese momento único e inolvidable que habían vivido.

Tras testarse esta primera línea de negocio, fue expuesta en un par de eventos en los que un grupo de inversores privados se interesaron por el producto al tratarse de un proyecto escalable y formado por un equipo preparado e implicado al cien por cien.

Una vez adquirida la inversión crearon un producto tecnológico y logístico mucho más fuerte y profesional, el cual venden a diferentes eventos deportivos como triatlones o estaciones de esquí.

Por ejemplo, en las carreras deportivas los fotógrafos se encargan de captar las mejores imágenes del evento. Una vez finalizado este, el corredor podrá entrar en el espacio web diseñado a medida por la empresa y seleccionar su número de dorsal. De esta manera, el sistema, que reconoce el número del corredor, agrupa todas sus imágenes y facilita su búsqueda y por lo tanto la compra.

Se trata finalmente de un producto con el que este tipo de empresas ofrecen un servicio extra a sus clientes, mejorando por tanto su propuesta de valor.

Sin embargo, el salto definitivo de Picxe se produce al recibir peticiones de diferentes profesionales de la imagen cansados de plataformas webs sin ningún tipo de control sobre su trabajo a la hora de vender sus imágenes o que no pueden tener su propia tienda online por el coste elevado que supone.

Tras esta alta demanda, Picxe se posiciona como una alternativa para artistas que deseen mostrar y comercializar sus imágenes al mundo entero, de manera rápida y económica, en un solo sitio web.

La compañía, a diferencia de otras plataformas similares de la competencia, ofrece por primera vez a fotógrafos, ilustradores y diseñadores la posibilidad de crear en el mismo lugar un portfolio y tienda ‘online’. De este modo, el creador tiene control absoluto de las diferentes etapas de distribución de su trabajo, pudiendo elegir la duración de la venta, la audiencia a la que desee que vaya dirigida y el precio que estime adecuado.

Con este sistema los artistas consiguen mayor visibilidad de sus trabajos, además de poder usar la plataforma como red social donde pueden marcar favoritos, seguir y compartir su trabajo por otras redes sociales.

Por su parte, el comprador puede encontrar en una misma plataforma todos los tipos de arte para elegir entre compra digital en distintas licencias o impresión de las obras en cualquier material.

Necesidad real

Picxe nace de una necesidad real, ya que fueron los mismos artistas que trabajaban con la compañía en su primera línea de negocio los que pidieron usar su tecnología para vender sus trabajos.

De tal modo, la compañía se puso manos a la obra para abrir la tecnología Picxe al resto del mundo, escuchando a los usuarios y adaptando la plataforma a sus necesidades.

A pesar de que la plataforma beta fue lanzada hace escasos meses, la curva de usuarios está creciendo de manera exponencial tras ser elegidos finalistas para entrar en el Campus de Emprendedores de Google mas grande del mundo celebrado en Madrid.

Con usuarios registrados y validados de la mayoría de países hispano hablantes, en un futuro aspiran a la internacionalización total con el cambio a inglés de la plataforma. Además, están trabajando para aumentar la curva exponencial de usuarios registrados y la venta de existencias.

Actualmente, el equipo de Picxe está comenzando a trabajar con un sistema de algoritmos de inteligencia artificial capaz de reconocer los píxeles, mejorando así la clasificación de las imágenes y la experiencia que obtiene el usuario de la plataforma.

Los próximos 21 y 22 de septiembre, Picxe presentará su plataforma ante reputados inversores dispuestos a apostar por los proyectos más sorprendentes en la segunda edición de ‘Alhambra Venture’.

En este evento, organizado por IDEAL, la compañía granadina tratará de conseguir la inversión necesaria para terminar de dar forma a sus ideas.

Etiquetas: