Con tan sólo 30 años, Alejandro Cremades es uno de los españoles que más éxitos cosecha en el panorama tecnológico de Nueva York. Tras estudiar Derecho en Madrid, decidió instalarse en la Gran Manzana para estudiar un máster y comenzar a trabajar en un prestigioso despacho de abogados. Actualmente es cofundador y presidente ejecutivo de Onevest.
-En 2010 fundó Onevest, antes conocido como Rock The Post, consiguiendo en menos de un año que fuese mencionada por ‘Time’ como una de las mejores plataformas de ‘crowfunding’ del mundo. ¿Cuáles fueron las claves de su empresa para recibir tales reconocimientos en tan poco tiempo?
-Considero que lo que hizo que el proyecto recibiera tan buena acogida fue encontrar algo que faltaba en el mercado. Cuando decidimos fundar la empresa vimos que el mercado necesitaba una mejor estructura a la hora de conectar inversión con innovación. Y fue lo que hicimos. La regulación en su momento no acepta nuestra operativa, ya que la normativa del ‘crowfunding’ es muy nueva, pero poco a poco hemos ido ajustando nuestra plataforma a medida que iban saliendo estas nuevas leyes. Esto fue para el tema de Onevest, el ‘marketplace’ que tenemos para conectar a inversores acreditados con ‘startups’ tecnológicas que están en una etapa inicial. Pero a medida que hemos ido avanzando hemos incorporando nuevos servicios como CoFoundersLab, que es el mayor servicio de ‘matchmaking online’ para socios. Un servicio que adquirimos el año pasado y con el que registramos más de 2.000 emprendedores mensuales.
-¿Qué le llevó a emprender en EE UU y no en España?
-Emprender en Estados Unidos es mucho más fácil, las regulaciones son más flexibles, la cultura es distinta… Allí si fracasas la gente no te señala, sino que te aplaude para que lo vuelvas a intentar. Además vine aquí a hacer mi máster ya me metí directamente a intentar cambiar el mundo. Aunque al principio no sabía si me iba a tirar a una piscina con agua o sin agua, pero gracias a Dios no me he roto ningún hueso por ahora en el camino.
-¿Cree que la situación económica actual es apta para apostarlo todo por una idea innovadora y fundar una empresa?
-Empezar una empresa siempre es bueno. Bueno para el ecosistema y para la economía. Aquí un 75% de las pymes son las que crean más puestos de trabajo. Sin embargo, en España, desafortunadamente, la cultura de emprender no es tan popular. Pero poco a poco creo que va empezando a cambiar. Yo soy un gran fan de todo lo que sea emprender.
-¿Cuáles son las principales diferencias entre el ecosistema emprendedor americano y el europeo?
-La gran diferencia que veo está en el talento y en la financiación. Por desgracia, en España el mayor fondo de capital riesgo tiene 115 o 135 millones de euros. Sin embargo, en EE UU hay fondos de billones y billones de dólares. El problema que se genera es que si tienes una empresa que necesita apoyo económico para crecer, los fondos que te apoyarán en esa etapa inicial no te podrán ayudar a continuar financiando la operativa de la empresa. Por ello muchas de las empresas fundadas en España acaban viniendo a EE UU a poder conseguir esa segunda ronda de financiación. Lo cual es una pena porque hace que mucho talento y potencial económico acabe saliendo del país. También veo regulaciones y normativas como la llamada ‘Exit Tax’ con la cual muchos emprendedores se piensan si lanzar en España o hacerlo directamente fuera por la ley de impuestos que esta implica.
-El próximo lunes los asistentes de Alhambra Venture, un evento muy ligado a su trabajo, podrán disfrutar de su presencia. ¿Qué le parecen este tipo de iniciativas?
-Todo lo que sea ponerse detrás de la innovación me parece espectacular, especialmente en España. Creo que hacen falta muchas más iniciativas como esta para que se genere ese conocimiento desde un punto de vista social y cultural. Todas las iniciativas como Alhambra Venture me parecen para quitarse el sombrero.
-¿Podría adelantarnos algo sobre su ponencia?
-Aún estoy pensándolo y meditándolo, pero creo que al final la idea será comentar algunas de las experiencias y vivencias que he tenido montando esta empresa. Y también una buena comparativa entre el mercado americano y español desde el punto de vista de la financiación de ‘early stage’. Creo que el contar historias de guerra resultará muy interesante para los asistentes.
-Como ya sabe, las empresas emergentes que presentan sus proyectos en Alhambra Venture tan sólo cuentan con cinco minutos para convencer a los inversores de que su idea merece ser financiada. ¿Qué es lo más importante cuando se tiene tan poco tiempo para presentar tu proyecto?
-Cuando consigues una reunión con un inversor, este sabrá al segundo minuto si va a invertir o no. Por ello, cuando estés delante de él, en primer lugar debes contar porqué estás resolviendo ese problema, a quién impacta y porqué tú y tus socios sois las personas adecuadas para ejecutarlo. Creo que eso es lo más importante, y luego obviamente presentar a las personas involucradas en el proyecto y el tamaño del mercado, que será lo que determinará los retornos del inversor. También es relevante la tracción. Es decir, si ya estás en el mercado qué tipo de ingresos estás teniendo mes a mes o si aún no tienes ingresos qué tipo de estrategias de adquisición del usuario tienes, la retención de éste… Todo este tipo de cosas son interesantes, pero al final lo primordial es enfocarse en las personas que están detrás, el mercado y la tracción del proyecto.

Etiquetas: