El Black Friday es una de las últimas modas importadas del nuevo continente y se ha convertido en la fecha más relevante para el e-commerce a nivel mundial, sin duda con el objetivo de incentivar el consumo en un periodo de espera previo a las navidades. Esta fecha supone una gran oportunidad para los emprendedores, que deberán tratar de buscar su forma de diferenciarse, posicionar su oferta y competir, en unas horas en las que se produce un espectacular incremento de las operaciones de e-commerce.

La expectación que se ha generado en torno al Black Friday 2015 hace prever un cifra récord de comercio electrónico, atraídos por las ofertas que se están anunciando. No son solo los consumidores los que pueden aprovechar esta iniciativa, que durará todo el fin de semana y culminará con el Cyber Monday, el lunes 30 de noviembre. Los emprendedores que desarrollan su actividad en Internet, tienen en el Black Friday una  magnífica oportunidad de negocio.

 

Para ello ofrecemos los siguientes consejos:

  • Es muy importante, anunciar cuanto antes las ofertas especiales para el Black Friday
  • Comunicar dichas ofertas a nuestro público objetivo con la mayor antelación posible. Una buena alternativa es una campaña de publicidad online.
  • Dar a conocer la oferta en nuestra web y difundirla en redes sociales y blogs.
  • Intentar especializar nuestra oferta para poder posicionarla en buscadores y apoyarla mediante inversión en buscadores.

Nuestro país es uno de los que tienen mayor proyección en cuanto a comercio online en la Unión Europea, por lo que muchas empresas, ya sean grandes o pequeñas, apuestan fuerte por las ventas a través de Internet durante todo el fin de semana dedicado al Black Friday. De hecho, las previsiones apuntan a que las ventas online en España alcanzarán los 1.172 millones en España desde el 27 hasta el 30 de noviembre, un 10% más que en el Black Friday del 2014.