El sector de la salud tiene ciertas características que lo diferencian del resto, al tratarse de uno de los temas que más preocupa y mayor interés suscita entre la población. Por otra parte, la implantación de la tecnología a este sector está implicando grandes cambios en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos. Atendiendo a esto, es de vital importancia el desarrollo de herramientas que favorezcan la gestión e investigación, en un tema tan importante como lo es la salud.

La empresa pacense BioBee Technologies es una compañía centrada en la investigación y el conocimiento dentro del sector de la salud, surgida como spin-off de la Universidad de Extremadura. Ha sido impulsada desde el Grupo de Investigación de Tecnología Electrónica que desarrolla su actividad en la Escuela de Ingenierías Industriales de Badajoz.

La tesis doctoral de Javier Ramos, socio fundador de BioBee, dio origen a esta compleja iniciativa empresarial que consiste en el diseño de sistemas integrados de modo mixto, analógico y digital, de aplicación específica.

Su proyecto

El proyecto consiste en el desarrollo de dispositivos microelectrónicos no invasivos para la determinación continua e inalámbrica de parámetros fisiológicos en aplicaciones de diagnóstico y monitorización personalizada en el sector salud. BioBee surge a finales de 2013 como consecuencia de la experiencia acumulada de varios años de investigación en el diseño de dispositivos microelectrónicos y nuevas tecnologías aplicados a los nuevos paradigmas y necesidades que el sector salud viene demandando en los últimos años. BioBee Technologies agrupa a un conjunto de profesionales que han desarrollado a lo largo de sus carreras profesionales proyectos e investigaciones de gran envergadura lo que ha permitido poner en marcha este complejo proyecto.

Javier Ramos Maganés, ingeniero en Electrónica por la Universidad de Extremadura, desempeña funciones de director general y director técnico de la compañía, dedicándose en cuerpo y alma a este proyecto. José Luis Ausín Sánchez y Juan Francisco Duque Carrillo, ambos licenciados en Ciencias Físicas, desarrollan su actividad académica en la Universidad de Extremadura y participan regularmente en tareas de dirección en BioBee.

Mercado de aplicación

El proyecto BioBee debe entenderse como una solución global y escalable, debido a la importancia e interés del sector al que se dirige. Este sistema abarca dos vertientes diferenciadas. Por un lado, el diagnóstico clínico, cuyo público objetivo son las empresas dedicadas al desarrollo y comercialización de instrumentación médica basada en la bioimpedancia eléctrica, pudiendo éstas desarrollar nuevas aplicaciones o bien adaptar sus dispositivos para mejorar sus prestaciones. Por otro lado, la monitorización de parámetros fisiológicos, que posibilita la comercialización de la tecnología en el mercado ‘fitness’ y ‘wellnes’ para la monitorización personalizada de parámetros fisiológicos como pueden ser los niveles de hidratación, composición corporal o parámetros cardíacos.

BioBee es capaz de satisfacer la creciente demanda de dispositivos médicos optimizados en consumo y en tamaño, que permitan el registro y acceso a la actividad biológica de pacientes de forma personalizada en cualquier momento y en cualquier lugar. Es por esto, por lo que una solución no invasiva, miniaturizada y optimizada en consumo y prestaciones para la determinación de la bioimpedancia eléctrica, satisface las necesidades presentes y futuras en el cuidado de la salud.

En cuanto a su expansión, la escalabilidad que el campo de la microelectrónica y su aplicación en el sector del cuidado de la salud y fitness llevan asociados de forma inherente, junto con el continuo crecimiento de los dispositivos wearables, hacen pensar en una potencial expansión de la empresa.