En los últimos años, la esfera empresarial está asistiendo a una continua transformación. Están surgiendo nuevos modelos de negocio y novedosos productos, que hacen provecho de la incipiente tecnología para su desarrollo.

En este contexto, ec2ce ha desarrollado una innovadora herramienta tecnológica que aplica inteligencia artificial al sector agrícola con el principal objetivo de facilitar la toma de decisiones del agricultor y así incrementar la competitividad del negocio.

Pedro Carrillo Donaire y Ricardo Arjona Antolín, compañeros de trabajo durante más de una década en una multinacional del sector agroenergético, decidieron dar un giro de 360 grados en sus vidas para emprenderse en un nuevo proyecto, explotando el conocimiento y experiencia que juntos habían adquirido. Su principal cometido era diseñar una herramienta capaz de proporcionar predicciones de la evolución de los parámetros de productividad, gestión de fertilizantes, riego, y propagación de plagas.

La empresa sevillana, fundada en enero de 2014, ha desarrollado una tecnología basada en redes neuronales de lógica difusa y algoritmos que proporcionan de forma automática la selección de atributos y los modelos predictivos a partir del Big Data agrícola. Estos modelos están operativos y automatizados, permitiendo aplicarlos a los distintos cultivos incluso en aquellos en los que apenas existen datos.

Ventaja competitiva

En la actualidad, existen una gran cantidad de datos generados en los sistemas de sensores e imágenes que necesitan un sistema capaz de interpretarlos y evaluarlos, más allá de la mera recopilación y representación gráfica de su estado. Es por esta razón, por la que basan su tecnología en la inteligencia artificial, que permite analizar la complejidad de los sistemas biológicos y poder llevar a cabo predicciones, potenciando la productividad de las explotaciones agrícolas y el incremento de su rentabilidad.

Una mirada al futuro

La compañía ha puesto el foco de atención en empresas agroalimentarias y cooperativas que gestionan explotaciones agrícolas de monocultivo de valor añadido o de cultivos extensivos.

En marzo de 2015, la empresa sevillana fue seleccionada por la aceleradora Thrive de California, que le proporcionaría el empujón necesario para acceder a los potenciales clientes e inversores del mercado norteamericano. En la actualidad, la empresa se está expandiendo por nuestro país y el siguiente paso será difundir esta novedosa tecnología y estos modelos predictivos a la agricultura intensiva en EEUU, Europa y Latinoamérica. Para ello, tras identificar a los principales actores del sector, han mantenido reuniones para asegurar el interés en el exterior por estas herramientas.