Existen ciertas situaciones en las que una empresa o un particular determinado necesita un servicio de mensajería urgente para hacer envíos con rapidez y que el paquete llegue a su destino a la hora y fecha deseada. Normalmente, los servicios de mensajería tradicionales no se adecuan a estas características exprés, y si lo hacen, es a un precio más elevado. La empresa malagueña Happy Box ha puesto solución a este problema, aplicando las nuevas tecnologías para mejorar la gestión del servicio. Para ello han desarrollando un sistema pionero que permite enviar paquetes de menos de 5 kilogramos dentro de una ciudad, en un tiempo récord y a un precio asequible.

El objetivo principal de la empresa es aumentar la competitividad de los modelos de negocio tradicionales y de los eCommerces, ofreciendo un servicio de entrega exprés en menos de una hora, permitiendo fidelizar a las empresas con sus clientes y a la vez, conseguir y captar nueva clientela.

Sistema pionero

Happy Box es el primer sistema de envío de paquetería instantánea a través de una aplicación móvil que se implanta en toda Europa. La aplicación está disponible para Android y para iOs y su funcionamiento es tan simple como que el usuario registrado en Happy Box, fotografíe el producto que desea enviar y suba la foto a la aplicación. Al instante, los mensajeros que se encuentran próximos reciben un aviso y uno de ellos acepta el encargo. El resto del proceso es igual de sencillo, el mensajero recoge el paquete, lo lleva al destino solicitado y confirma la labor con otra fotografía.

La principal ventaja competitiva con respecto a otros servicios de esta categoría es que el cliente está al tanto del proceso en todo momento y a tiempo real. Otro distintivo que ofrece la empresa radica en un servicio personalizado con un mensajero exclusivo para el envío. El usuario sabe quien es la persona encargada de hacerse cargo del paquete y está en contacto con él desde la recogida hasta la entrega.

Además, Happy Box ofrece una oportunidad de trabajo para personas en desempleo o que desean aumentar sus ingresos, convirtiéndose en ‘happy girls’ o ‘happy boys’, mensajeros que pueden elegir el horario de trabajo en función de su disponibilidad.

El servicio de Happy Box, puesto en marcha en 2015, va dirigido a pequeñas, medianas y grandes empresas, tanto online como offline, que desean optimizar el servicio que ofrecen a sus clientes, brindándoles un servicio de entrega inferior a una hora. En la actualidad, el tiempo medio de entrega es de 32 minutos y el servicio también es utilizado por particulares que necesitan hacer algún envío con urgencia.

Personal emprendedor

Todos y cada uno de los miembros de Happy Box cuentan con una amplia experiencia en diversos proyectos emprendedores y negocios ya consolidados en el mercado. Álvaro Villacorta, Jesús Pedrero, José Ferrer, Juan Pineda, Guillermo Meyer y Chris orejuela ponen cara a este proyecto que en la actualidad se está expandiendo por el mercado nacional pero que en el próximo año prevé dar el salto internacional a varios países Latinoamericanos.