Las impresoras 3D se han convertido en la actualidad en uno de los productos emergentes con más posibilidades de éxito dentro del sector industrial tecnológico. Sin embargo, dentro de este prometedor futuro son pocas las empresas que se lanzan a entrar en este complejo mercado.

Daniel Arroyo Pérez, licenciado en Ingeniería informática en la Universidad de Córdoba ha desarrollado junto a los norteamericanos Drew Taylor y Joshua White, una plataforma software que está alterando el mundo de la impresión 3D.

La empresa fue fundada en 2013 en San Diego (California), y desde Octubre de 2015 cuenta con una filial en Málaga.
Daniel comenzó en el mundo tecnológico hace 16 años. En 2000 decide trasladarse a Finlandia para trabajar en la empresa de móviles Nokia. Cuatro años después, continuó en el área de la telefonía móvil en California. Desde 2011, ha estado sumergido en tres empresas, dos de ellas fundadas por el mismo.

Apasionado del mundo de la impresión 3D y gran conocedor del mercado técnico, decide embarcarse en este innovador proyecto que ha hecho posible que la impresión 3D se encuentre al alcance de todos. ¿Cómo lo han hecho? A través de un software, que a diferencia de los existentes, es más amigable y sencillo, ofreciendo una plataforma abierta para que cualquier empresa o desarrollador pueda añadirle funcionalidad y ofrecer contenido a las impresoras 3D compatibles.

Tanto en España como en EEUU resulta bastante complicado encontrar contenidos de calidad imprimibles en 3D. A pesar de que existen gran cantidad de modelos tridimensionales, éstos no están diseñados para la impresión sino para su visualización en ordenador.

Primera intentona fallida

La primera intención de la empresa fue solventar este problema, de esta manera surgió 3dagogo, un mercado online de diseños imprimibles en 3D. Sin embargo, vieron que este proyecto no alcanzaría los objetivos propuestos ni la rentabilidad deseada. Por esta razón, decidieron aventurarse en el arreglo del aspecto técnico del software, surgiendo la empresa AstroPrint.

Durante los primeros meses los tres socios fundadores aportaron alrededor de 300.000 dólares, cifra que les permitió arrancar y poner en marcha el proyecto. En Silicon Valley, la prestigiosa aceleradora 500 startups invirtió en este proyecto permitiendo que la empresa consiguiera numerosos inversores de la área de Silicon Valley, llegando a conseguir 400.000 dólares en EEUU y ampliando el equipo a cinco socios.

A por el talento español

En la actualidad, la empresa se encuentra en etapa de crecimiento y pretende ampliar sus horizontes más allá del mercado estadounidense. Tendiendo en cuenta la calidad de la ingeniería técnica que hay en nuestro país, decidieron crear una oficina en España donde se está contratando un equipo de ingeniería, I+D y creación de producto.

La oficina de Málaga cuenta con cinco socios que se encargan del desarrollo y mantenimiento de productos, mientras que en San Diego se llevan a cabo las labores de financiación de la empresa, marketing, ventas y el diseño de la interfaz de usuario.

Las líneas de facturación de la empresa son dos. Los ingresos se obtienen principalmente a partir de la ventas de licencias a fabricantes que utilizan este software en su impresora; y en segundo lugar, los ingresos de empresas que utilizan esta plataforma para dar contenido imprimible a los usuarios.

Una de las novedades aportadas por esta empresa radica en que todo el proceso se realiza en directo. AstroPrint conecta con diseñadores que crean una serie de diseños especiales para 3D, y a través de la plataforma, el usuario puede imprimirlos sin necesidad de descarga, lo que permite un proceso más fácil y rápido al alcance del consumidor general.

Proyecto de expansión

Astroprint se ha propuesto como meta expandirse principalmente en dos niveles. En primer lugar, aumentar significativamente el número de fabricantes, pasando de fabricantes de menor nivel a fabricantes de mayor categoría que cuenten con un elevado número de impresoras. En segundo lugar, conectar con marcas de contenidos conocidas para su impresión 3D.

Otra de las cuestiones a las que la empresa debe hacer frente es, lanzar una aplicación compatible con Mac y Linux, además de iOs y Android, debido a que en la actualidad todo se hace a través del navegador.

Sin duda, Astroprint ha entrado en el sector tecnológico con mucha fuerza, llegando a contar con marcas tan conocidas como Disney o Hasbro. Con el objetivo de seguir creciendo dentro de este sector, la empresa necesita nuevas financiaciones que le permitan expandirse a nivel nacional e internacional. Es por esta razón por la que la empresa malagueña desea aspirar a la financiación proporcionada por Alhambra Venture, evento convertido en todo un referente en materia de financiación de ‘start ups’ en el sur de España y que este año cumple su tercera edición.