Actualmente, las empresas comienzan a usar Internet como un nuevo canal de ventas, surgiendo el comercio electrónico o e-commerces como una potencial alternativa de reducción de costes y un instrumento fundamental para un correcto desempeño empresarial. Sin embargo, la aparición de estas compañías electrónicas han hecho temblar los cimientos sobres los que se asentaba el comercio tradicional. Ante esta realidad, y consciente de la necesidad de poner tecnología en las pymes españolas que pudieran aprovechar los clientes que día a día entran y salen de sus establecimientos, Gustavo García acompañado de una experiencia profesional que sorprendería, decidió poner solución a este hecho y crear una plataforma que ofrezca servicios de fidelización a comercios tradicionales.

Así surge Klikin, una plataforma universal de lealtad que recompensa a los usuarios el hecho de reservar, pedir o pagar en sus comercios favoritos, en una misma aplicación. Esta empresa madrileña se presenta como la solución móvil más completa de gestión y control para el negocio local, que le permite retener y atraer a los clientes.

Esta startup ofrece una solución completa a los establecimientos «a pie de calle» para interactuar con sus clientes a través de esta innovadora aplicación dotada de un sistema de puntos por consumo (en la que los usuarios simplemente tienen que escanear el código QR) o pueden pagar, reservar o pedir y acumular puntos kliks. Además, uno de las principales ventajas que ofrece Klikin es la incorporación al sistema de un servicio de pago desde móvil, tendencia cada vez más utilizada en los últimos años. Con esta iniciativa, los dueños de estos comercios reúnen la información necesaria de sus clientes, permitiéndoles elaborar promociones de forma segmentada y conseguir de esta manera, repetición en el consumo del local.

Klikin ha sido el resultado de la visión empresarial emprendedora de cuatros socios fundadores, que en 2012 dieron forma y desarrollaron esta compañía que cuenta con el 50% del capital aproximadamente, además de estar participada por Caixa Capital Risc, un fondo de la escuela de negocios IESE y pequeños business angels. Un hecho significativo para la consolidación de la empresa fue la fusión con la compañía Demiconfianza en 2015 que les ha llevado al traslado de su sede social a la Isla de la Cartuja en Sevilla.

El equipo directivo cuenta con Gustavo García Brusilovsky, CEO y cofundador de Klikin, licenciado en Bioquímica por la Universidad Autónoma de Madrid, tiene un MBA por la Universidad de Houston, un PDG por el IESE y es especialista en Marketing; Michael Lin, COO de Klikin, ha cursado sus estudios en Brown y Oxford y trabajado en Silicon Valley; Lorenzo López, director de Operaciones de la empresa, es ingeniero Industrial por la Universidad de Sevilla, Meng en Sheffield University, y PDD por IESE. Cuenta con 22 años de experiencia, 18 en Consultoría IT como director en España y Latinoamérica, y cinco años de empresario en Demiconfianza. A estos socios fundadores se suman un equipo de 15 personas en Sevilla, y otras tantas repartidas entre Madrid y Londres.

La principal ventaja competitiva de la empresa es que permite dotar al comercio de un sistema completo para mejorar la relación con el consumidor actual y digital, lo que se traduce en un aumento de las ventas por su uso más frecuente. Este proyecto es especialmente importante para las pequeñas empresas debido a sus menores posibilidades para desarrollar sistemas propios para capturar información de sus clientes y programar acciones de marketing.

Actualmente, Klikin aborda 900 establecimientos en España y casi 100 en Reino Unido y prevén en los próximos años llegar a los 3.000 comercios en ambos países. Conforme evolucione el mercado pondrán foco en otros mercados, puesto que en las grandes ciudades europeas el mercado objetivo se multiplica por cinco.

En primera instancia, la empresa permitía al empresario conocer más acerca de sus clientes y saber sus preferencias para que éstos volvieran al local. Las nuevas modificaciones de Klikin permiten, dar a conocer promociones, que es una de las cuestiones más buscadas por el cliente; y propone opciones de reservas, pedidos y pagos, integrados con los software de la empresa.