El mal estado de las carreteras y de sus infraestructuras han influido decisivamente en los índices de siniestralidad.
A pesar de que estudios de la DGT han mostrado que un 85% de los accidentes se deben a factores humanos y tan solo un 10% a consecuencia de la mala conservación de las vías, son muchos los especialistas que advierten que el mal estado del firme tiene una repercusión directa en estas muertes. Es por esta razón por la que un grupo de emprendedores con amplia experiencia en el sector, han patentado un sistema integral para realizar un servicio de conservación de las carreteras con un gran ahorro de costes, con el principal objetivo de conseguir unas carreteras más limpias, seguras y sostenibles en Europa.
Así se presenta la empresa Garbionda Mantenimiento Sostenible, una compañía malagueña que ha desarrollado una solución totalmente innovadora que se fundamenta en implantar, dentro del sector de conservación de carreteras, un verdadero servicio de mantenimiento de los catadióptricos y las biondas, elementos comúnmente denominados ‘quitamiedos’ y ‘captafaros’.
Hace dos años que esta empresa fue constituida gracias al talento emprendedor de Óscar Pereira, que cuenta con gran experiencia en el sector de las carreteras como Gestor de Equipos y trabajos de sustitución de biondas. Fue mientras prestaba sus servicios a una empresa dedicada a la conservación de carreteras, cuando se gestó la idea. A partir de este momento, Óscar entra de lleno en este proyecto emprendedor junto con un grupo de profesionales especializados en cada área de la empresa, que ha sabido detectar y poner solución a una necesidad que afecta a todos los ciudadanos en calidad de usuarios de las vías. Con este innovador proyecto no se fabricarán nuevas biondas innecesariamente, sino que se mantendrán limpias las existentes.
Garbionda está integrada por un equipo multidisciplinar cuyas acciones están encaminadas al desarrollo e implantación de este proyecto dirigido al Mercado de la Conservación y Seguridad Vial dentro del sector de carreteras, y principalmente a los departamentos de Fomento de las Administraciones Públicas que son las entidades gestoras del mantenimiento, a la vez que su cliente final.

La empresa malagueña siempre ha estado fuertemente comprometida con la I+D+I, prueba de ello, son los múltiples galardones y reconocimientos que han conseguido a lo largo de su creación, pudiendo destacar el Primer Premio Andalucía Emprende en 2014, premio a la mejor empresa en I+D+I en los Premios Andalucía Excelente 2015, o el reciente galardón como mejor empresa en I+D+I a nivel Nacional en los Premios Excelente. Actualmente, Garbionda prevé una primera proyección a nivel andaluz, para posteriormente expandirse por todo el territorio español, además de una posible internacionalización.