Wuolah, una start up sevillana de intercambio de apuntes, dio ayer un salto cuantitativo en sus planes de crecimiento gracias al cierre de una segunda ronda de inversión por cantidad de 300.000 euros. Apenas un año después de su acuerdo de financiación con Socios Q-Venture Capital -que aportó 50.000 euros al proyecto.

Wuolah cifra su facturación actual en 40.000 euros gracias a un modelo de negocio muy fructuoso: el estudiante que pone sus apuntes a disposición de los demás gana dinero, pero su descarga es completamente gratuita. En el último un año han multiplicado por tres el número de usuarios registrados y se han colocado como primera opción en la búsqueda de la palabra “apuntes” en Google.

“Somos muy cuidadosos y, pese a los números, vamos con mucha cautela“, afirmó Enrique Ruiz, jefe de operaciones de Woulah. Su plan inmediato pasa por la consolidación en España y su salto al mercado latinoamericano, “desde dónde a diario recibimos peticiones para poder acceder a nuestros servicios”.

El negocio aboga por la inserción de publicidad en los apuntes disponibles para los estudiantes registrados. El conocimiento de esos usuarios les ayuda a ofertar una publicidad muy segmentada y de alto valor para el anunciante. Entre sus más de setenta anunciantes se encuentran empresas como Fiat, Casio, Pernod Ricard o Vodafone. “Una comunidad universitaria como esta es algo muy atractivo, por su potencial, para el inversor y para el anunciante”.