E. P. | Según han recordado este viernes en rueda de prensa el director general de Economía Social y Autónomos de la Junta, José Roales, y el delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo en Sevilla, Juan Borrego, la nueva Orden de bases reguladoras para la concesión de ayudas públicas para la creación, consolidación y mejora de la competitividad de las empresas de trabajo autónomo, enmarcada dentro del Plan de Actuación para el Trabajo Autónomo de Andalucía Horizonte 2020, movilizará en toda la comunidad más de 41 millones y alcanzará a unos 18.000 beneficiarios, según lo publicado el pasado día 21 en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

El director general ha recalcado que esta nueva orden contempla dos novedades principales, como son, de un lado, la simplificación de trámites administrativos que supone este nuevo texto, de forma que todos los documentos que posea la Administración, como puede ser el caso de la vida laboral o las declaraciones de la renta, no tendrán que ser presentados en ningún caso por los autónomos que concurran a estas ayudas.

De otro lado, las bases reguladoras contemplan no solo a las personas que empiezan con su actividad, sino a aquellas que ya la han iniciado y la mantienen en estos momentos. En este mismo sentido, se da la posibilidad para que la persona que se inicia en la actividad bajo este emprendimiento individual pueda pasar a otras fórmulas de emprendimiento colectivo sin perder las ayudas de las que fue beneficiaria.

Roales ha valorado esta orden por la repercusión que tendrá en el avance de un colectivo con “un valor indiscutible en la construcción de una economía social de mercado“. “Estamos convencidos de que la inversión en el fomento del emprendimiento es rentable y supone un factor de competitividad”, de ahí la apuesta de este Gobierno por estos trabajadores, según ha remachado.

Ha incidido en que “Andalucía es la comunidad donde los autónomos tienen más apoyo de la Administración gracias a dos elementos: planificación económica y diálogo social. Nuestra lucha es que el trabajador vea el emprendimiento como una opción, no como una obligación o necesidad impuesta por la falta de empleo”.