Jun 26, 2017 / por Alhambra Venture / 1 comentario
A la espera de la creación física de estos camiones de reciclaje, el almeriense y fundador de la URM, Francisco Javier Fernández, presenta su proyecto a Alhambra Venture para acelerar esta innovadora idea La Unidad de Reciclaje Móvil podría cambiar la cultura del reciclaje en España

La tasa de envases domésticos reciclados en España aumentó un 4% el pasado año. Un dato que avala que a lo largo del 2016 se recuperaran 1.351.903 toneladas de envases de plástico, metal, papel y cartón. Y aunque se trata de una cifra esperanzadora, lo cierto es que aún no es suficiente si tenemos presente que la Comisión Europea ha propuesto como objetivo de reciclaje obligatorio para toda la UE el 70% de los residuos urbanos de aquí al año 2030.

Bruselas, además, plantea fijar un objetivo de reciclaje para envases del 80% en 2030, así como otros objetivos específicos para determinados materiales que aumentarán progresivamente entre 2020 y 2030 (hasta alcanzar el 90% para el papel en 2025 y el 60% para plástico, el 80% para madera y el 90% para metales férricos, aluminio y vidrio a finales de 2030).

URM
Es un camión, un sistema mecánico, fijo o móvil, que compensa en valor económico la entrega de material residual pormenorizado.
Organismos
Greenekko ofrece la posibilidad de que convengan con la URM para que en un futuro puedan comprar la primera URM.
Incentivos
El material entregado a las URM estaría compensado a través de tickets valor.

En algunos países como Alemania, el reciclaje se ha vuelto una práctica tan común como ir cada día al supermercado. ¿Por qué? Sencillamente porque les pagan por reciclar, en concreto botellas de cristal y plástico. Conocedor del gran incentivo que esto supone para la sociedad, Francisco Javier Fernández, aragonés afincado en Mojácar (Almería), ha patentado la Unidad de Reciclaje Móvil (URM), un método con el que trata de poner en valor todo tipo de residuos que además compensa a los usuarios por reciclar.

Se está promoviendo una campaña de recogida de firmas para encontrar el apoyo social necesario

Pendiente de su creación física, el emprendedor y promotor del proyecto presenta Greenekko, un vehículo semejante a los clásicos camiones de recogida de residuos urbanos, con la diferencia en que su carrocería estará diseñada exclusivamente para recoger de forma específica todo tipo de materiales que podemos encontrar en una planta de reciclaje; papel, cartón, plástico, aluminio, aceite usado, etc. Estas unidades contarán con un diseño exclusivo para cada tipo de material, funcionando como una gran destructora de material, pesando lo que recoja y almacenándolo tras una óptima compresión.