‘Odibo’ permite a los clientes realizar pedidos desde el minuto cero con el móvil | La plataforma consigue que los restaurantes ahorren en costes y aumenten la rotación de sus pedidos, y que los clientes se vayan más satisfechos al no sufrir esperas

Escrito por RAQUEL F. VALDIVIA

Entrar en un restaurante y tener que esperar un tiempo del que a menudo no disponemos, es una mala experiencia que seguramente todos hayamos vivido alguna vez. Los locales se colapsan, hay poco personal o simplemente no se organizan, sea cual sea la razón lo cierto es que el tiempo que tardan en atender a sus clientes ya es motivo de peso para evaluar positiva o negativamente dicho restaurante.

Sin embargo, si nos imaginamos cómo serán los restaurantes del futuro, probablemente pensemos en un servicio con el que podamos pedir a la carta desde el móvil sin la necesidad de que el camarero tenga que ir mesa por mesa tomando comandas. Una aplicación en nuestro Smartphone con la que podamos visualizar de forma detallada el menú y añadir especificaciones concretas del pedido; Una plataforma con la que pedir la cuenta, indicando si se va a pagar en efectivo o en tarjeta, o incluso que permita a los comensales pagar sus consumiciones a través del móvil.

Justo esto pensó hace años Rubén Corrales, programador informático y desarrollador de ‘Odibo’, un sistema informatizado que permite a los restaurantes optimizar el sistema de pedidos.

Tras 25 años como informático, Rubén decide dedicarse de lleno a su verdadera pasión: la programación de apps y webs. De esta forma monta un estudio en EL Bosque, población de la Sierra de Cádiz, su ciudad natal.

A día de hoy, después de cuatro años dedicado a este mundo, cuenta con decenas de webs y Apps para clientes y proyectos personales. Entre ellas, Corrales destaca ‘Jukmob’, un sistema que reproduce música legal en establecimientos permitiendo que los usuarios decidan desde su smarphone cuál es la siguiente canción que se reproduce, ‘Silopierdes.com’, un sistema de identificación y localización de objetos perdidos como llaveros, maletas, equipajes, incluso mascotas y personas; Y ‘Valorando.me’ un sistema de valoración para todo tipo de negocios que permite conocer las opiniones de sus clientes de forma anónima para poder mejorar.

En un principio, Odibo, el proyecto en el que se encuentra sumido Rubén en estos momentos, se quedó aparcado hace años por falta de una tecnología que permitiese identificar el local, salón y mesa exacta en la que se encontraba el cliente.

Actualmente, tras solucionar este problema gracias a la unión de sistemas NFC junto al GPS y poder ubicar al cliente en el lugar preciso, Obido está en prueba en locales colaboradores de su localidad.

Respecto al lanzamiento de la plataforma, su desarrollador señala septiembre como fecha oficial para lanzarlo al público, y los primeros meses como plazo para obtener su primera fuente de ingresos y así reinvertirlos en marketing y aumentar sus ventas.

La plataforma Odibo permite a los clientes visualizar la carta de productos en su propio terminal móvil, realizar los pedidos, solicitar el pago mediante efectivo o tarjeta incluso realizar el pago desde el móvil. Por lo que la plataforma se compone de dos aplicaciones, una para el restaurante que compra el servicio, y otra para el cliente que se beneficia del mismo.

Los comensales, tras sentarse en la mesa y de forma instantánea, pueden acceder a la carta de productos y precios de una forma interactiva desde su móvil. En ella se muestran imágenes de los platos, vídeos, descripciones, alérgenos, información nutricional o maridaje, todo ello sin la necesidad de esperar a que se le entregue la carta y se le tome nota. El cliente realiza el pedido desde su dispositivo, pudiendo especificar el acompañamiento que desea para cada plato o la forma de preparación (muy hecho, poco hecho, sin sal…). Ademas, éste puede realizar tantos pedidos como se desee, llamar al camarero o solicitar la cuenta especificando si lo desea hacer en efectivo o con tarjeta, si se quiere dividir el cobro, incluso podría realizar el pago directamente.

De esta forma, el tiempo medio que un cliente espera para ser atendido disminuye de 30 minutos, tiempo medio que el camarero tarda en atender a sus clientes a lo largo de su estancia en el local, a tan sólo cinco.

Gestión del restaurante

En cuanto a la aplicación del restaurante, la plataforma permite configurar las cartas, estableciendo una ficha interactiva y atractiva de todos sus platos, en la que se pueden añadir vídeos, alérgenos, tiempo de preparación, precios o información nutricional.

Por otra parte, el restaurante cuenta también con una herramienta que muestra las mesas libres y ocupados, el número de comensales que hay en cada una y el estado actual del pedido, así como visualizar o imprimir los tickets y pedidos.

Obido aumenta su rendimiento en un 30%, permitiendo optimizar el uso de instalaciones, aumentando la rotación de clientes, aumentando el nivel de satisfacción de los clientes y disminuyendo el coste de personal y de devoluciones.

En definitiva, esta plataforma digital permite realizar la gestión completa de un sistema electrónico de ventas, pero con la diferencia que son los propios clientes quienes realizan los pedidos. De tal manera se aumenta el rendimiento del personal, aumenta el nivel de satisfacción de los clientes al evitar la espera y se reducen los malos entendidos al tomar la nota.

Aunque en el mercado algunos restaurantes ya aplican sistemas similares, este es el primero de muchos que no requiere ninguna inversión ni en hardware ni mantenimiento, ya que utiliza los dispositivos de los clientes y se puede integrar con los terminales de venta existentes. Por lo que pagando tan solo 39 euros al mes un restaurante puede aumentar sus ventas en un 30 por ciento y el número de clientes fidelizados.