‘Mdurance’ es una herramienta digital que evalúa objetivamente la resistencia y actividad muscular

Escrito por RAQUEL F. VALDIVIA

¿Cuántos de nosotros hemos padecido alguna vez algún tipo de molestia o dolor lumbar? Los datos indican que el 80% de la población tendrá dolor de espalda en algún momento de su vida. Actualmente la lumbalgia es la causa de incapacitación laboral más frecuente en menores de 50 años en el mundo, muy por encima de cualquier otra enfermedad como puede ser la diabetes o el cáncer. Concretamente el gasto que generan las lumbalgias oscila entre el 1.7% y el 2.1% del PIB, lo que se traduce en una cifra de gasto de unos 16.000 millones de euros.

Lo más preocupante es que la causa del dolor lumbar es desconocida en alrededor del 80% de los casos. Por ejemplo, en España se llega a tardar entre 7 y 9 años de media en ser diagnosticada correctamente.

Este problema se debe a la subjetividad que presentan los métodos actuales utilizados para diagnosticar un trastorno muscular. En la mayoría de los casos, el paciente acude a su especialista con un dolor reconocido. El paciente, a través de su opinión, orienta al especialista sobre lo que le ocurre. Éste dirige el proceso de diagnóstico de forma manual, y tras unos minutos realiza un diagnóstico basado en sus conocimientos y en su experiencia previa. Esto presenta una gran desventaja tanto a profesionales inexpertos como a los más experimentados que, en muchos casos, no consiguen diagnosticar de manera correcta y prueban numerosos tratamientos que finalmente no consiguen mejorar el problema del paciente, y éste abandona tanto el tratamiento como la clínica. Además, incluso cuando un tratamiento se vuelve efectivo, el profesional no cuenta con una herramienta que le permita cuantificar de forma objetiva los avances que el tratamiento tiene en su paciente.

En este marco, una startup granadina desarrolla Mdurance, una novedosa herramienta de salud digital que permite a los profesionales evaluar de forma objetiva la resistencia y la actividad muscular de cualquier músculo a través de la tecnología emergente más avanzada. En este campo, las ventajas que ofrece el uso de este servicio a profesionales y clientes es la objetivación del proceso de diagnóstico y recuperación de un trastorno muscular, la evaluación del rendimiento muscular en tiempo real y la facilitación de la interpretación de los resultados. El principal problema de la técnica que utiliza mDurance (Electromiografía) es la falta de ayuda que reciben los profesionales para poder interpretarla correctamente. Al tratarse de señales eléctricas, los profesionales cuentan con una barrera de entrada importante a la hora de poder tomar decisiones con los datos que obtienen de sus sistemas tradicionales. Esta compañía está poniendo mucho empeño en procesar y analizar los datos de forma transparente a los especialistas y mostrarles resultados verdaderamente útiles con los que puedan tomar decisiones beneficiosas para sus clientes.

Todas estas ventajas consiguen que el profesional disminuya el tiempo de diagnóstico, evitando así que su cliente pierda el tiempo y el interés en los tratamientos de rehabilitación y abandone la clínica y por lo tanto, el especialista pierda dinero.

Mdurance es un claro ejemplo de transferencia tecnológica entre universidad y empresa. Ignacio Díaz, su fundador, estudió Ingeniería de Telecomunicaciones y realizó su proyecto final de carrera realizando la primera versión de lo que hoy es mDurance. A partir de ahí, tanto el máster que cursó, como su doctorado estuvieron completamente alineados con la visión empresarial que comparte en esta ‘startup’. Una vez dada por validada la idea de negocio que tenían en mente, y después de recibir numerosos consejos por parte de diversos profesionales, deciden constituirse como empresa.

Mdurance Solutions es una organización dedicada al desarrollo de sistemas de salud digital que empodera a los especialistas mediante la tecnología más avanzada. Mdurance funciona con un dispositivo wearable de electromiografía, una aplicación para smartphone y tablet, almacenamiento Cloud y análisis de datos a través de una aplicación web.

El sensor se coloca a través de electrodos en el músculo que se quiere evaluar. Esta información se transmite mediante Bluetooth a un Smartphone o Tablet y con pruebas clínicamente reconocidas, el profesional obtiene una valoración en tiempo real del estado muscular del usuario. Posteriormente, toda esta información se transmite a un servicio Cloud y se representa en la plataforma web, donde el especialista puede consultar cualquier tipo de dato relacionado con el usuario, la prueba y el músculo evaluado.

Numerosos galardones

La labor que está llevando a cabo esta empresa no ha pasado desapercibida. Por un lado, la Universidad de Granada y la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática y Telecomunicaciones (ETSIIT) les premió con el Accésit al mejor proyecto de la licenciatura de Ingeniería de Telecomunicaciones en mayo de 2016. Ese mismo año, la Universidad de Granada y UGR Emprendedora les concedieron también el segundo premio a la mejor iniciativa empresarial del VI Concurso de emprendimiento de la UGR. También el pasado año les concedieron la beca Talentum Startup de Telefónica, donde compitieron durante 6 meses con otros ocho proyectos a nivel provincial para obtener un puesto en la final andaluza de Talentum. Por último, el pasado 22 de junio recibieron el premio a la tecnología más disruptiva del programa nacional de emprendimiento Santander YUZZ de la provincia de Granada, para en octubre competir en Madrid contra todos los ganadores de los centros YUZZ de todas las provincias por un premio patrocinado por INDRA.

Actualmente, mDurance se encuentra en un centro de fisioterapia y otro deportivo en Madrid, en uno de los centros de entrenamiento de la franquicia SANO, concretamente en el de Almería y en el iMUDS de Granada.

Todo el que quiera una valoración muscular puede pasarse por su stand en Alhambra Venture, donde harán pruebas en directo.