Decenas de iniciativas buscan financiación un año más en la cuarta edición de Alhambra Venture, el foro de emprendimiento más importante del sur de España que organiza IDEAL

Escrito por ANTONIO SÁNCHEZ

«Hazme una rebajita. Claro que sí, guapi, chic para mí, chic para mí». Es un soniquete de durante varios meses entraba en los hogares a través de la televisión sin descanso. El origen de aquella idea es granadino. Nono Ruiz tuvo la ocurrencia mientras en un taxi de Madrid escuchaba sin descanso una cuña publicitaria que cantaba durante veinte segundos ‘Cómprate un coche’ en bucle. De ahí salió el famoso ‘claro que sí, guapi’ y disparó a una empresa de reciente creación Chicfy, que espera poder facturar 25 millones de euros cuando acabe 2017, confirmando en Alhambra Venture, el foro de emprendimiento más importante del sur de España que organiza IDEAL, que el desafío de optimizar la rentabilidad es posible.

Tractores del emprendimiento

Ambición y orientación con BStartup

El testimonio de Nono Ruiz no fue el único que ayer centró la atención de decenas de emprendedores reunidos en el Palacio de Congresos. Durante la mañana, María del Mar Fuentes, coordinadora general de Emprendimiento en la Universidad de Granada, moderó la mesa redonda ‘Tractores del emprendimiento en España’ en la que Yolanda Pérez, directora de Banco Sabadell Startup, destacó el puesto de Banco Sabadell al acercarse a las nuevas empresas en su fase inicial. «Somos el primer banco español en este aspecto», explicó Yolanda Pérez. «Pensábamos que a España nunca llegaría el emprendimiento en serie, pero ahora la ambición y la orientación al mercado es fundamental», dijo. Banco Sabadell Startup aspira a desarrollar «modelos de relación más completos y complejos», algo para lo que ha sido necesario «una transformación interna para trabajar con las start ups». Rufo de la Rosa, program manager de Google Campus, aseguró que su compañía aspira a «intentar hacer crecer a los nuevos emprendedores de éxito». Javier Jiménez, director de Lanzadera, explicó que la intención de su incubadora es «fabricar empresarios. Las ideas no valen para nada, sí la capacidad de ejecución de las personas». Paloma Castellano, directora Wayra Madrid, una aceleradora del grupo Telefónica, destacó el esfuerzo para que las empresas «se fijen ahora en las start ups». Y María Ángeles Rodríguez, directora de la fundación Cruzcampo, remarcó el propósito de su compañía: «Aportar valor a Andalucía».

Revolución 4.0

Un cambio que afecta a toda la sociedad

Arantza Ezpeleta, directora general de tecnología e innovación de Acciona, detalló que la revolución industrial 4.0 «va a afectar a la configuración de toda la sociedad, más allá de los cambios que se puedan producir en los modelos de negocio». Ezpeleta explicó que la «liberación de nuestro tiempo nos permite dedicarnos al desarrollo y la innovación» y marcó «la digitalización y la conectividad» como claves para entender el mundo 4.0. En su exposición explicó que las ofertas que recibe «cada vez se ajustan más a mis gustos» lo que le lleva a concluir que queda poco para «la oferta y la producción personalizada», aunque será «impredecible» saber a qué mundo habrá que enfrentarse en cinco años.

Sabadell Venture Capital

Un mercado que avanza rápido

Sergio Pérez, director de Sabadell Venture Capital, moderó una mesa de redonda en la que se analizó el atractivo que las empresas de reciente creación nacidas en España pueden tener para los fondos de inversión y, al respecto, Anne Valerie-Bach, de Serena Capital, detalló que España es un mercado que está avanzando muy rápido. Tobías Schirmer, de Join Capital, destacó que el nivel de ambición se ha invertido, con empresas cada vez más internacionales, y Nader Sabbaghian, de 360 Capital Partners, analizó que en el ecosistema de los fondos de inversión hay margen de maniobra y crecimiento.

Invertir en marketing

Conocer al público

La mañana del primer día de Alhambra Venture la cerró Ofir Leitner, fundador de Israel Mobile Summit, que desarrollará en Madrid un congreso similar al diseñado en Israel con un enfoque más europeo. «¿Por qué tengo que invertir en marketing?», reflexionó Leitner, para más tarde exponer que desarrollar una aplicación móvil es sólo el principio y que en cualquier proyecto emergente se debe contar previamente con una base de usuarios consistente -incluso con números de teléfono de las personas-. Esto permitirá «conocer previamente el público y considerarlo antes de avanzar». Como ejemplo, expresó la necesidad de hacer visible las aplicaciones en los móviles para aparecer en los primeros puestos cuando se desarrolle una búsqueda.

La fortaleza emprendedora

Un proyecto a largo plazo

José Antonio Mesa (Caixa Capital Risc Bio) fue el encargado de coordinar la primera mesa de trabajo de la tarde de Alhambra Venture y reclamó que se conozcan las claves de lo que se le debe pedir a un inversor cuando solicita dinero. Ángel Santos, de Crossroad Biotech, hizo hincapié en el ‘feedback’, el saber de matizar un proyecto, «el ser capaz de escuchar». Javier García, de Columbus Venture Partner, detalló que los plazos de inversión son largos hasta armar un buen proyecto. Y por su parte, Raúl Martín, de Ysios Capital, explicó que en la fase inicial el papel del emprendedor tiene que ser fuerte y que con el paso de los meses es posible que se desvincule de la compañía.

Cada proyecto tiene su apoyo

Las líneas de financiación

Silvia Rodríguez, directora de Financiación de la agencia IDEA, coordinó la mesa redonda de la financiación del emprendedor cuestionando acerca de las dudas de los emprendedores. Sobre esto, Jerónimo Béjar, director de Soprea, explicó que los emprendedores «tienen pocas dudas y van buscando dinero que les permita poner en marcha su iniciativa». Rafael Fuentes, director provincial de Comercio de ICEX en Málaga, destacó sobre la financiación que existen «líneas con criterios más laxos y proyectos con ganancias reducidas en los que se analiza más el grado de solvencia». Antonio Vega, director general de Avalunión, detalló que un proyecto «siempre va a asociado a la incertidumbre, pero existen líneas de apoyo que se adaptan a cada emprendedor. Cada proyecto tiene su propio modelo». Fabián Varas, director técnico de Corporación Tecnológica de Andalucía, incidió en la importancia del «conocimiento para generar y activar la inversión. Se ha establecido una cultura de emprendimiento propia y los mecanismos de financiación se han adaptado». Y Vicente Muñoz, jefe de Promoción y Consolidación de Empresas en la Diputación de Granada, expuso que hace falta «una mayor ayuda financiera y se necesitan ayudas para dimensionar proyectos».

El dinero no lo es todo

El emprendimiento social

Catalina Parra presentó en Alhambra Venture que el emprendimiento no siempre tiene que estar vinculado al beneficio o a las pérdidas, sino que también puede tener un matiz social. «Invierto dinero, espero retorno, pero sólo en gente que quiere cambiar el mundo», explicó Parra durante su exposición. Entre los ejemplos de empresas a las que apoya se encuentran las centradas en el medio ambiente o también en las energías limpias. «Quiero alguien que se quiera comer el mundo, que no quiera ganar dinero sin más», añadió.

Otra opción de financiación

Del Venture Capital al Mercado Bursátil Alternativo

Gigas es una empresa de almacenamiento de datos en la nube que en Alhambra Venture explicó cómo pasar del Venture Capital al Mercado Bursátil Alternativo. Su empresa tiene miles de clientes y reconocimiento externo que reafirman su tecnología y su director general, Diego Cabezudo, aseguró que si se quiere que un proyecto triunfe «te tienes que dedicar en cuerpo y alma a él». Al respecto de su entrada en el MAB explicó que uno de sus objetivos era obtener varios millones en una ronda de financiación y que esto le permitió consolidar a la empresa en el sector. «Acabamos convenciendo a los accionistas, pero es una ventaja y una fuente de financiación recurrente», explicó Cabezudo.

Pequeños emprendedores

El ejemplo del colegio Alquería

Los niños de quinto y sexto de Primaria del colegio Alquería estuvieron sobre el escenario del Palacio de Congresos para explicar la cooperativa que han puesto en marcha para canalizar el trabajo en equipo y la investigación que durante el último curso han realizado. Con ella persiguen «ir formándonos como empresarios. Nos informamos de qué debíamos hacer para poner en marcha nuestra cooperativa y aprendimos determinados aspectos como el desarrollo de un nombre comercial, logotipo o eslogan». «Lo primero fue decidir la temática de la cooperativa y decidimos hacerlo de la información del colegio», explicaron los alumnos, que mantuvieron contactos con el responsable de marketing del centro escolar para «el diseño de los rasgos identificativos de la cooperativa». «Nos guiaron para escoger el nombre, la identidad visual e intentar ser únicos. Luego nos formaron en cuestiones de gerencia», analizaron los niños. El resultado es Alquería 3.0.