AGResebe es una solución técnica que permite a los agricultores controlar en tiempo real sus recursos

Escrito por RAQUEL F. VALDIVIA

Estar al mando de una explotación agrícola va mucho más allá de preocuparse por el estado de las tierras que están a su nombre, plantaciones, riegos o uso de fitosanitarios. Ser propietario de explotaciones agrícolas supone también una ardua tarea que conlleva gestionar un peso importante de documentos, cuadernos de campo, facturas, contratos, y un largo etcétera. Además, si a esta labor de gestión se suma que la misma persona tiene otro empleo o se tiene que hacer cargo también de un alto peso de trabajo como agricultor, la tarea de llevar al día esta gestión se vuelve aún más complicada.

Precisamente esta situación fue la que le tocó vivir al padre de Miguel, uno de los socios de Agresebe, cuando empieza a hacerse cargo de la gestión de las tierras del abuelo del mismo. Miguel, como ingeniero informático, observó el control de papeles del que tenía que hacerse cargo su padre, además de las otras empresas que llevaba para delante. Al ver lo complejo de la situación le surge la idea de crear una aplicación que gestionase todo esto en su conjunto, ya que a pesar de que algunos de estos servicios lo facilitaban las cooperativas, siempre existían otros que era el mismo el que tenía que ocuparse de controlar.

De esta situación nace la semilla que tras varios años empezó a germinar y a dar como fruto la plataforma Agresebe, un claro ejemplo de los avances que se consiguen con la unión de la tecnología y la agricultura, que ha propiciado desde siempre grandes avances en el campo, para mejorar la producción agrícola que alimente a la creciente población mundial, controlar los costes y, desde hace poco, para adaptar este sector al mundo digitalizado.

Los socios de la idea inicial comenzaron un estudio de mercado para comprobar las posibilidades que tenía crear un proyecto así, las necesidades que existían, las normativas actuales y las herramientas que ya había para facilitar al agricultor la gestión de su explotación. Después de estos estudios vieron aún más claro lo complicado que resultaba trabajar y al mismo tiempo llevar la gestión de tal cantidad de papeles.

Finalmente, hace dos años se constituye la plataforma AGResebe, compuesta por varios módulos interconectados y extensibles que proporcionan las funcionalidades necesarias para que construir un sistema de información y gestión empresarial agrícola sea lo más útil, eficiente y eficaz posible.

La plataforma AGResebe está desarrollada como un servicio accesible desde Internet por lo que no requiere de compra o instalación de material tecnológico específico. Con un ordenador, tableta o teléfono inteligente (Smartphone) el usuario puede acceder a todos los servicios proporcionados por la plataforma.

Esta compañía de origen cordobés, concretamente de Lucena, ofrece una herramienta moderna que refleja las necesidades reales de gestión agrícola y resuelve la problemática actual a coste mínimo. AGResebe ayuda al gestor agricultor a reducir costes operativos, automatizar procesos de documentación y mejorar el conocimiento y manejo de su explotación.

El proyecto, que se ideó de tal forma que conforme se fuesen metiendo datos se obtuvieran a tiempo real estadísticas, porcentajes y datos, permite a los propietarios de las explotaciones controlar en tiempo real sus recursos, personal, maquinaria y producción.

AGResebe es una aplicación diseñada especialmente para el agricultor final, no obstante está disponible y dirigida también a asesorías, gestorías y cooperativas, ya que este producto aglutina lo que estas empresas hacen a través de más de dos o tres aplicaciones. Con esta herramienta, aunque al principio deba invertirse más tiempo para pasar a ella los datos necesarios, antes de los seis meses el proceso comienza a ser mucho más ágil y rentable que lo que supondría gestionar los documentos con varias herramientas diferentes o no estar mecanizados.

Esta plataforma recoge todos los datos necesarios de normativa que se requieren en las explotaciones agrícolas para su funcionamiento, desde lo laboral hasta lo social, en cuanto a máquinas, fitosanitarios, cuaderno de campo y mucho más. Todo ello aparece digitalizado en una sola aplicación con la ventaja de que los diferentes profesionales que trabajen para el agricultor puedan tener acceso a ella para incluir cada uno los datos que le competen. En definitiva, satisface toda la gestión en un sólo producto, la evaluación en tiempo real de los recursos y rentabilidad que se están produciendo, todo ello dentro del marco que se exige dentro de la normativa europea.

Inversión

AGResebe, que cuenta con su producto ya terminado y de cara al publico, está siendo acelerada por Minerva. Este programa de emprendimiento promovido por la Junta de Andalucía y Vodafone para el impulso de proyectos empresariales del sector tecnológico en la región andaluza tiene como objetivo apoyar a emprendedores y ayudar a sus proyectos empresariales a crecer para que se conviertan en negocios estables. Con esta premisa Minerva facilita el camino de este proyecto hasta hacerlo más sostenible, para lo que necesitan inversores.

Además, es uno de los 24 proyectos que este año han sido seleccionados por la cuarta edición de Alhambra Venture, iniciativa del diario IDEAL que busca unir a grandes inversores del panorama internacional con los proyectos más innovadores de España.

Según argumenta Miguel Ángel, CEO de AGResebe,«Para nosotros estar en Minerva y en Alhambra Venture es un gran reconocimiento ya que no todas las empresas emergentes pueden acceder, así que estamos aprovechando al máximo todos los recursos que ambas iniciativas nos proporcional».

Si les preguntas por sus metas de futuro, Miguel declara verse instalados en menos de dos años en el mercado, en grandes empresas como bancos o fitosanitarios que puedan aplicar la aplicación para gestiones y con aplicación para todo tipo de cosechas, desarrollando la aplicación para dar respuestas e ir resolviendo las demandas que les puedan ir surgiendo a las empresas con el paso del tiempo.