La Cámara de Comercio de Granada presentó ayer en la última jornada de Alhambra Venture un didáctico taller impartido por Nuria Martínez Chicón, directora pedagógica de la consultoría Zahareña y acreditada en la metodología Lego Serious Play.

A través de este taller, la Cámara de Comercio acercó a todos los empresarios presentes una novedosa fórmula de trabajar la innovación y la competitividad en las empresas. Lego Serious Play es una poderosa herramienta diseñada para desarrollar competencias que permitan innovar y mejorar el desempeño personal en empresas y organizaciones. Se trata de un sistema utilizado por compañías de todo el mundo para fortalecer la relación de trabajo y fomentar la confianza y la colaboración entre la estructura organizacional. Es un modelo compartido, ya que facilita que todos los presentes se expresen y escuchen entre ellos. Y todo ellos a través del trabajo con las manos de piezas de Lego.
En este taller, los participantes tuvieron la oportunidad de estimular el pensamiento y la imaginación, ya que el jugar con estas piezas se genera una conexión cerebral. Según comentó Chicón, «lo que aprendemos con las manos perdura mucho más en nuestra memoria».

La actividad giró entorno al concepto ‘benchmarking’, que tal y como explicó Miguel Ángel Muñoz, gestor de proyectos de innovación, consiste en la forma en la que compartimos información con otros de manera organizada para extraer conclusiones y tratar de hacerlo mejor. En esta ocasión, el taller se centró en el ‘benchmarketing’ funcional, que es precisamente aquel en el que otras empresas pueden ayudar al empresario a mejorar sin los tapujos propios de empresas competidoras.

La innovación fue otro de los pilares de la actividad, «establecer elementos novedosos no sólo es tener patentes, también es innovación demostrar que se hace algo diferente a la competencia del sector para hacer que cambien los resultados», apuntó Muñoz. Precisamente en esta idea tuvieron que basarse los participantes llegado el momento de coger su bolsa de piezas Lego y ponerse a construir.

Los presentes dispusieron de un tiempo concreto para recrear con sus piezas la forma en la que su empresa invierte en el marco de los indicadores económicos, culturales, de intensidad y eficacia. Pero según destacó Chicón, «lo más importante no es la construcción en sí, sino saber explicar luego porqué la hemos construido así y qué queremos expresar con ella».

El taller terminó sacando a flote el emprendimiento y creatividad de todos los presentes, que no sólo hicieron originales construcciones con Lego, sino que también explicaron detalladamente sus proyectos y la innovación en estos en pocos minutos, al más puro estilo ‘pitch’.

Entre los participantes se encontró Andrey García, SEO de ‘Mi Refugio Infantil’, uno de los proyectos presentados en ediciones pasadas a Alhambra Venture. «He querido hacer una construcción sencilla, porque nosotros trabajamos con niños, además, le he añadido estas escaleras que hacen que nuestras ideas toquen el suelo», añadió Andrey cuando le tocó exponer su trabajo a sus compañeros.

Por su parte, Maribel, trabajadora en la Red Gaudalinfo, aportó un toque de humor a su presentación añadiendo que «En Gaudalinfo dependemos de temas políticos, ya que nos contratan los ayuntamientos, de ahí que haya colocado una pieza roja y otra azul».

El taller, de hora y media de duración, sirvió a empresarios y emprendedores para reinventarse a ellos mismo, ya que como indicó Chicón «en este rato hemos podido sacar conclusiones sobre nuestra empresa que con otros métodos tradicionales nos habría llevado incluso días hacer». Y es que como dicen, jugando se aprende mejor.