La plataforma permite a cualquier persona componer sus propios documentos legales automáticamente

Escrito por RAQUEL F. VALDIVIA

Hace un año y medio los fundadores de Legaliboo -Andrés Romero, abogado con años de experiencia en la gestión de despachos profesionales; Juan Martínez; y Bartolomé Muñoz, desarrolladores cuya trayectoria está vinculada al campo de la automatización de procesos y gestión documental para grandes compañías- se plantearon el reto de desarrollar una solución para que cualquier persona o empresa pudiera componer por sí mismo, sin ayuda de profesionales, documentos legales y contratos sencillos para su día a día. En ese momento también se embarcó en el proyecto su inversor inicial, Bruno Dureux.

Una inquietud que surge tras observar como el sector legal, como tantos otros, se estaba enfrentando en los últimos años a un gran cambio provocado por la tecnología, los avances de la inteligencia artificial y, en definitiva, por la nueva forma de consumir servicios por los ciudadanos.

En países como Estados Unidos, Inglaterra o Australia, ya son habituales este tipo de soluciones, motivo por el que pensaron que era el momento preciso para desarrollar una solución líder para España y Latinoamérica. Su pensamiento fue «si no lo hacemos nosotros, otros lo harán».

Como empresa, Legaliboo nace hace dos años en Murcia, una tierra en la que se está gestando un ecosistema emprendedor, que según comenta Andrés Romero, CEO de este proyecto, dará mucho que hablar en los próximos años, ya que se está demostrando que atesora un gran talento para el desarrollo de empresas innovadoras y tecnológicas.

Legaliboo es una plataforma que permite a cualquier persona componer sus propios documentos legales y contratos de forma automática, personalizada e inmediata a través de la web. Para ello, el equipo de Legaliboo ha desarrollado una tecnología propia que les permite poner a disposición de sus clientes cualquier tipo documento en muy poco tiempo para que estos lo generen de forma personalizada.

Al tratarse de un servicio que en sí mismo puede resultar interesante para que otras compañías pudieran ofrecerlo, la plataforma está pensada y diseñada para que cualquier colectivo o empresa pueda tener su propio Legaliboo para sus usuarios o clientes con su propia librería de documentos.

Existen un gran número de documentos, contratos y trámites legales que pueden automatizarse gracias a la tecnología. El usuario actual de servicios legales busca su solución primero en la web, pero lo que realmente necesita es inmediatez y personalización.

Legaliboo ofrece soluciones inmediatas mediante la generación de documentos sencillos completamente personalizados y adaptados a cada caso concreto mientras que permite que los abogados y profesionales destinen su tiempo a tareas más complejas y de alto valor añadido. Con esta herramienta la automatización ha llegado para quedarse y tanto despachos de abogados como clientes sacarán partido de ella integrándola en sus rutinas.

Reconocimientos

En estos pocos meses, en los que han ido desarrollando la tecnología con la que funciona Legaliboo, la innovación que ésta representa ya ha sido reconocida. Desde el inicio, sin haber comenzado la comercialización, el proyecto resultó finalista del Premio Emprendedor XXI de La Caixa en la Región de Murcia. Posteriormente fueron seleccionados por el prestigioso despacho Cuatrecasas como una de las startups participantes en su aceleradora Legatech Cuatrecasas Acelera, donde obtuvieron un notable éxito presentando en primicia mundial ante el público asistente al Demo Day a Legalibot, el primer chatbot del mundo capaz de generar documentos legales personalizados a través de Facebook Messenger, una solución que también comercializa la compañía para terceros.

Al licenciar esta tecnología, un sector como el asegurador, inmerso también en una profunda transformación tanto conceptual como tecnológica, mostró interés en la solución que implicaba esta plataforma. Gracias a ello, Legaliboo ya está trabajando para una compañía como el Grupo DAS, con 3 millones de clientes en España. Actualmente están ultimando el piloto de un chatbot generador de documentos para otra compañía aseguradora con 600.000 clientes. Además, también forman parte del portfolio de servicios de MGA, compañía del Grupo Multiasistencia y licencian su solución a diversos despachos de abogados que quieren ofrecer a sus clientes un nuevo canal mismo tiempo que ellos aumentan su productividad.

Otros colectivos con los que la compañía mantiene acuerdos y que ya ofrecen este servicio a sus miembros a través de Legaliboo son la Confederación Española de Jóvenes Empresarios, la Asociación Nacional de CEEIS Españoles o CEPYME. Cualquier colectivo que quiera ofrecer este servicio a sus usuarios o clientes, a modo de marca blanca, puede hacerlo gracias a Legaliboo.

El objetivo de esta firma es el de convertir a Legaliboo en la plataforma de generación de documentos legales automatizados líder en España, Portugal y Latinoamérica. En un mercado tan potencial de habla hispana, y en generan el países con una forma de entender el derecho como en España, existen soluciones muy potentes que provienen de Estados Unidos e incluso Australia, sin embargo, Legaliboo pretende representar un puente natural hacia Latinoamérica.

Según explica su fundador, «Hay un gran mercado durmiente en lo que al consumo de servicios legales se refiere, el 40% de los españoles nunca ha recurrido a un abogado, en Legaliboo queremos despertar a ese mercado.

A Alhambra Venture lo definen como el «evento de referencia para startup en el sur español, con un nivel muy alto tanto en startup participantes como en inversores asistentes». En este, en el que han sido seleccionados junto a 23 empresas nacionales emprendedoras más, el equipo de Legaliboo busca visibilidad, credibilidad y acceso al ecosistema inversor apropiado para acompañarles en sus objetivos.