Sep 27, 2017 / por María Zamora / No hay comentarios

Santa Lucía, una de las aseguradoras más importantes de nuestro país, entre muchas de las iniciativas que lleva a cabo como agente facilitador de la innovación, ha diseñado un programa de aceleración de startups destinado a proyectos “que aporten enfoques distintos o que tengan un producto mínimo viable”.

La iniciativa cosechó un gran éxito en su primera edición, ya que un total de 458 startups se presentaron a este proyecto, de las que finalmente fueron 10 las empresas afortunadas que tuvieron en placer de participar en el programa de aceleración de Santa Lucía durante cuatro meses.

La segunda edición de Santa Lucía Impulsa ha puesto el foco en todos aquellos productos o servicios susceptibles de comercializar y con los que sea posible desarrollar sinergias futuras y, en definitiva, en modelos de negocio de base tecnológica que sean sostenibles y escalables. El programa dará comienzo en octubre con la captación de proyectos, durante enero y febrero se realizará la selección de finalistas, de febrero a junio se llevará a cabo el programa de aceleración y, finalmente, en junio o julio se hará la clausura con un demoday final.

Pero eso no es todo. La nueva edición trae consigo un programa de intraemprendimiento para los propios empleados de la compañía. Así, se hará una preselección de 50 empleados mediante pruebas con el objetivo de medir sus competencias digitales y emprendedoras. Los seleccionados se clasificarán en 10 grupos que tendrán la oportunidad de participar en la incubación de 10 proyectos disruptivos, enfocados a la aseguradora y a las empresas del grupo. Finalmente, dos de los grupos se unirán al programa Santa Lucía Impulsa, junto a las demás startups participantes.