Alhambra Venture 2018, uno de los eventos más importantes de España dedicado al emprendimiento, vuelve un año más cargado de simposios y ponencias protagonizadas por grandes figuras del sistema emprendedor internacional.

‘La última milla, el gran reto de la innovación’ será la mesa redonda en la que participará Gregorio López, CEO de Missión Box, junto al socio fundador de otra de las grandes compañías españolas que ha revolucionado el sector de la mensajería exprés.

Mission Box nace en septiembre de 2016 tras detectar una necesidad en el mercado; concretamente la de las empresas que querían convertirse en e-commerce y no contaban ni con la flota que este servicio de logística requería ni con la plataforma tecnológica adecuada. De hecho, para su fundador «una de las premisas que debe tener una startup para triunfar es detectar una necesidad en el mercado y un equipo potente para poder ejecutar esa idea que tanto ronda por su cabeza».

Actualmente Mission Box ofrece sus servicios en 15 ciudades españolas y en México DF. Según indica Gregorio López «La empresa creció muy rápido, pero para dar el gran acelerón necesitamos la ayuda de la aceleradora El Cubo Andalucia Open Future y de nuestro primer inversor Tom Horsey».

Mission Box es una empresa B2B que atiende todo tipo de pedidos de menos de 10kg que se entreguen dentro de la misma ciudad, más conocido como ‘La Última Milla’. De esta manera, la compañía se convierte en el repartidor de grandes Marketplace como Just Eat o El Corte Inglés.

Gregorio López califica su paso por Alhambra Venture 2017 como “alucinante”, destacando que «ser una de las startup elegidas y vivir un evento así rodeado de inversores, poder hacer tu ‘pitch’, y todo ello acompañado de una organización de 10, solo se puede convertir en éxito con mayúsculas’.

En esta ocasión Gregorio López vuelve al evento para protagonizar una de sus mesas redondas, con la que según explica «los emprendedores podrán aprender de nuestros errores y vivir nuestra experiencia de como en menos de dos años llegamos a facturar en torno al millón y medio de euros en un mundo tan complicado como es la logística de ultima milla».

Etiquetas: