Alhambra Venture 2018, que se celebrará los próximos 10 y 11 de julio en Granada, acogerá a empresas e inversores que participarán en el mayor evento dedicado al emprendimiento del sur de España. Durante esta quinta edición, Passion Motorbike presentará el Scoobic, una nueva modalidad de vehículo, ágil y ligero como una motocicleta pero con la capacidad de carga de una furgoneta, destinado a cubrir una carencia detectada en el mercado de los vehículos comerciales ligeros. La actividad principal de esta empresa es la investigación y desarrollo de nuevos vehículos para movilidad urbana sostenible, así como su fabricación y homologación europea.

En los últimos 5 años, debido al cambio en los hábitos de consumo y al aumento de las compras on-line, se ha incrementado el número de entregas de todo tipo de productos a domicilio. Esto ha provocado una subida exponencial en las ventas de motos scooters o furgonetas, que multiplican los problemas de movilidad urbanos y, peor aún, de contaminación.

Existe un vacío de oferta entre los vehículos de reparto, pasando de las pequeñas furgonetas con 1000 l. de volumen de carga, a los scooters con un máximo de 100 litros de carga. Hoy por hoy, no existe ningún vehículo diseñado y homologado que cubra el nicho intermedio, un vehículo que pueda tener la capacidad de una furgoneta y la agilidad de un scooter.

La logística urbana y dentro de ella la de última milla (conocida internacionalmente como ‘Last mile transportation’) tiene un reto que resolver: cómo disminuir los tiempos y costes de entrega, a la vez que se reduce o elimina el impacto ambiental de contaminación acústica y de polución. Scoobic es 100% eléctrico, funciona con un sistema de baterías extraíbles de solo 9 kg de peso. Puede portar desde 2 a 10 baterías en función de la autonomía que cada cliente necesite y la sustitución se realiza en apenas tres minutos; mucho menos tiempo que repostar en una gasolinera y mucho más limpio.

Todo esto en un vehículo homologado como triciclo L5E/B que se conduce con carnet B y mide solo 90 cm de ancho, lo que es de gran importancia a la hora de circular por la ciudad. Puede cargar hasta 750 kg o 1000 litros, y es extremadamente seguro para el conductor por tener tres ruedas y un dispositivo de aviso automático de accidente que localiza y avisa a la central, así como es seguro para los viandantes al estar diseñado con materiales muy absorbentes de energía en caso de atropello o impacto.

Todos los socios fundadores de este proyecto comparten la misma pasión por el motor; son pilotos de coches, motos o han trabajado en el sector durante los últimos 25 años. Su empresa matriz AMG SERVICIOS se dedica al montaje de infraestructuras para el Mundial de Motos GP, Mundial de Rally, etc., en más de 10 países; de ahí su extensa experiencia.

Passion Motorbike busca poner en el mercado vehículos especialmente diseñados para el uso de última milla: pequeños, ágiles, estrechos, eléctricos, de autonomía ilimitada, y con gran capacidad de carga. Creen que Scoobic es la solución al ‘last mile’, pensando en lo mejor para todos los implicados: empresa, repartidor, ciudadano y ciudad.

Su previsión de futuro a corto plazo es conseguir financiación y realizar una prueba piloto con Carrefour en Madrid para, posteriormente, fabricar en serie el producto y comercializar las primeras 1000 unidades de Scoobic en 2019, así como seguir desarrollando prototipos de vehículos de movilidad urbana.