Alhambra Venture 2018 contará con 25 originales y novedosas startups; Adwalk es una de ellas. La compañía reinventa la publicidad y el escaparatismo con el fin de acabar con la ineficacia de la publicidad tradicional en las tiendas físicas y eliminar las pantallas, una tecnología que lleva casi un siglo existiendo y «ha dejado de ser atractiva».

AdWalk está liderada por Tomás López (CEO), ingeniero electrónico industrial, y Carlos Zaccaro (CTO), ingeniero electrónico, los socios fundadores de la empresa. El equipo está formado por varios perfiles, desde creativos 3D a desarrolladores software, pasando por comunicación e ingeniería de diseño.

Las tiendas tienen la necesidad de cambiar para atraer a nuevos clientes y potenciar las ventas en su negocio. Según explican los fundadores de la empresa, «la idea surgió cuando pasábamos por delante de una farmacia y vimos que usaban un folio sucio para indicar que era de guardia, entonces dijimos: ¿y si esto fuera una pantalla y mostrase de forma más interesante la información? Después pensamos: ¿y si fuese un sistema de retroproyección en el que proyectásemos sobre un plástico?».

El equipo comenzó a trabajar en el proyecto y vieron su potencial, ya que no existía nada parecido, por lo que presentaron la patente y, tras un año, en septiembre de 2017, fueron seleccionados para impulsar su empresa en un programa de aceleración que ofrece la Junta de Andalucía y Telefónica. «Así nació AdWalk, que desde entonces no ha parado de crecer», asegura Tomás López.

Un medio novedoso para mostrar realidad aumentada que no requiere de ningún dispositivo para su visualización. Gracias a esta solución se consigue un incremento en ventas y en afluencia a los negocios, con Adwalk es posible conectar a los clientes con la marca y el espacio comercial al mismo tiempo que potencia y transforma la experiencia de compra y mejora la visibilidad de producto-marca de forma interactiva y selectiva.

Esta tecnología está enfocada a centros comerciales, grandes superficies, así como museos, que lo utilizan para guiar la atención de los clientes en el interior del recinto. Se crean experiencias de realidad aumentada y mapping sobre el mobiliario, fusionando el mundo virtual y el real.

También se puede usar en las tiendas minoristas, ya que está revolucionando el escaparatismo. Se montan dispositivos en el interior del escaparate que proyectan realidad aumentada sobre él y hacia el exterior. Atrae así clientes al escaparate y aumenta la afluencia en tienda, potenciando aún más las ventas.

Los competidores de Adwalk que hacen publicidad en entorno retail fundamentalmente hacen uso de pantallas, esto ya es poco eficaz para mostrar contenidos audiovisuales si se busca crear un máximo impacto. Con Adwalk Focus se obtiene un efecto nunca antes visto que capta la atención de los clientes y selecciona el contenido más adecuado para proyectar, maximizando con creces el efecto.

La compañía trabaja en continuas mejoras del producto Adwalk Focus por medio de su equipo de desarrollo y pilotando en diferentes localizaciones, entre ellas Isla de Papel (del grupo Lantia, con expansión prevista de 35 tiendas por España) y muy pronto en el Acuario de Sevilla, de Global Omnium.

En la actualidad, están implementando todas las mejoras software y hardware para industrializar la tecnología y producir en masa la segunda versión del dispositivo AdWalk Focus, con el que pretenden internacionalizar la marca muy pronto.