La nueva iniciativa SCEP, parte de la plataforma Startup Europe Partnership (SEP) y liderada por Mind the Bridge, tiene como objetivo fomentar el desarrollo de estrategias de innovación interconectadas a nivel local, conectando ciudades emprendedoras europeas de tamaño mediano y apoyándolas para que se conviertan en ciudades emergentes. Entre los primeros firmantes se encuentran alcaldes de Cluj-Napoca (Rumania), Heraclión (Grecia), Varna (Bulgaria), Málaga y Sevilla (España), que han asistido al evento.

El acto ha comenzado con palabras del eurodiputado Sorin Moisa y del presidente de Mind the Bridge, Alberto Onetti, defendiendo el importante papel que van a jugar las ciudades integrantes en el impulso de la economía de la innovación en Europa en los próximo años. Así, según han indicado desde el Consistorio en un comunicado, éste ha apuntado que “un plan europeo para apoyar a las ciudades en el desarrollo de estrategias de inicio e innovaciones dinámicas es oportuno y necesario”. En su intervención, el alcalde ha informado de que la ciudad cuenta con un plan estratégico 2018-2022 “que busca la consolidación de Málaga como ciudad Innovadora, Tecnológica e Inteligente, referente de modernización y de innovación desde el impulso de la investigación, el conocimiento y el uso de las nuevas tecnologías”.

‘Startup City Hubs in Europe’

Durante el acto, se ha presentado un nuevo informe titulado ‘Startup City Hubs in Europe’, como primer esfuerzo para medir el impacto de la ‘economía de la innovación’ a gran escala, en particular, centrándose en el papel que tienen las ciudades en la concentración de los centros de innovación. Según la organización, los datos muestran que en Europa hay 476 ciudades que tienen al menos una ampliación; 48 ciudades -alrededor del diez por ciento del total- albergan 3.759 escalas -alrededor del 67 por ciento del total- y el 74 por ciento del capital recaudado. Sin embargo, tal concentración no refleja la distribución actual del PIB (34%) ni de la población (14%). Estas 48 ciudades probablemente, señalan, impulsarán la economía de la innovación en Europa en los próximos años.