La Fundación ONCE, con la colaboración del Fondo Social Europeo, dentro de su programa de inclusión y economía social, apoyó a 68 proyectos de emprendedores con discapacidad en 2018.

La Fundación destinó 2,6 millones de euros para ayudar a los emprendedores

Desde el surgimiento de esta iniciativa para fomentar el autoempleo del colectivo en 1988, la fundación ha ayudado a 1.746 emprendedores, según apunta la Fundación en un comunicado. Las propuestas de la última edición incluyen un alto grado de innovación; entre otros, se presentaron un parque de cultivo de almeja, un proyecto de venta online de cómics descatalogados o una empresa de diseño de zapatillas personalizadas en braille.

La cantidad de fondos destinada alcanzó los 2,6 millones, de los que cada emprendedor recibe una ayuda económica fija mínima de 3.000 euros, cifra que puede aumentar dependiendo del perfil de cada candidato, sin superar los 18.000 euros.

Estos parámetros incluyen colectivos con discapacidades de especial dificultad como la parálisis cerebral o la enfermedad mental (hasta 2.000 euros más); ser mujer, parado de larga duración, mayor de 45 años o inmigrante (hasta 1.000 euros más); o ser víctima de violencia de género o una familia monoparental (hasta 2.000 euros más).

Andalucía fue la comunidad autónoma más emprendedora con 26 propuestas

El 60% de las ayudas se concedieron a hombres y, las restantes, a mujeres.

En cuanto al territorio, las comunidades autónomas más emprendedoras fueron Andalucía, con 26 propuestas; Cataluña, con 11 y, Galicia, con 10.
El resto se repartieron entre Asturias (5), Madrid (4), Murcia (3), Canarias (2), Castilla-La Mancha (2), Comunidad Valenciana (2), Extremadura (2) y Castilla y León (1).