ACCIONA colabora con IMPACT-E y el Ayuntamiento de Barcelona para reducir la pobreza energética de los colectivos vulnerables de la ciudad

El programa DataCity Lab busca conectar grandes empresas, administraciones públicas y startups para dar respuesta a grandes retos de las ciudades.  Este año, en su segunda edición, el programa se enfoca en un doble objetivo del Plan Clima 2030 y de la Declaración de Emergencia Climática del Ayuntamiento de Barcelona: la reducción de la pobreza energética de los colectivos vulnerables de Barcelona mediante la generación de electricidad a partir de energía solar fotovoltaica, y el incremento de generación de energía solar en la ciudad.  Y para ello la startup escogida es IMPACT-E.

El reto cuenta con la participación del Área de Derechos Sociales y de la Dirección de Energía y Calidad Ambiental del Ayuntamiento de Barcelona; la participación de ACCIONA como corporación colaboradora, y por último, el Departamento de Analítica y Ciencia de Datos de la Universitat de Barcelona como referente académico.

ACCIONA, junto con el Ayuntamiento de Barcelona y el Departamento de Analitica y Ciencia de Datos de la Universitat de Barcelona han seleccionado la startup valenciana IMPACT-E para analizar la viabilidad de un planteamiento de comunidades energéticas en la ciudad, teniendo en cuenta las limitaciones técnicas y jurídicas actuales. El programa se lanzó el 1 de septiembre con una convocatoria abierta a empresas tecnológicas. La fase de experimentación durará cuatro meses, y los resultados serán finalmente presentados en un acto público en 2021.

La misión de IMPACT-E es facilitar la transición energética a las ciudades a través del desarrollo de herramientas SaaS para la planificación energética urbana, además del asesoramiento, formación y seguimiento.  

Elena Navarro, responsable del Skill Center de Smart Cities en Innovación de ACCIONA, explica en qué consiste. “Con este proyecto, desde ACCIONA y el Ayuntamiento de Barcelona buscamos aprovechar espacios públicos, como azoteas de edificios municipales, para instalar paneles solares que proporcionen electricidad a personas que sufren pobreza energética. Nuestro reto es utilizar herramientas como el Big Data para diseñar modelos que sirvan para testar la viabilidad de cada instalación desde el punto de vista regulatorio, técnico y económico.  Este proyecto une sostenibilidad social y medioambiental, y contribuye también a crear tejido empresarial con fórmulas de innovación abierta entre corporaciones, instituciones y el ecosistema startup”.

El programa Datacity en Barcelona está impulsado por el Comisionado de Innovación Digital, Administración Electrónica y Buen Gobierno del Ayuntamiento de Barcelona en colaboración con la Oficina Municipal de Datos y la fundación municipal BIT Habitat.

Anterior

Siguiente

es_ESSpanish
X