Andalucía Open Future y la Universidad Loyola “conectan talento” a través de la iniciativa ‘Startups in Love’

El programa ‘Startup 360 by Loyola‘ enmarca la iniciativa ‘Startups in Love‘, que tiene como objetivo “conectar el talento” de los estudiantes de la Universidad Loyola con empresas emergentes de Andalucía Open Future aceleradas en los espacios El Cubo (Sevilla), La Farola (Málaga) y El Cable (Almería) para la realización de prácticas.

Los eventos de ‘Startups in Love’, organizados junto a Andalucía Open Future con un formato inspirado en el modelo ‘speed-dating’, permiten al alumnado conocer de primera mano las experiencias de los emprendedores, sus casos de éxito y soluciones tecnológicas, así como el carácter innovador que envuelve en general el día a día de estas ‘startups’, según ha informado la Universidad Loyola en un comunicado.

De este modo, los encuentros ‘Startups in love’ propician el acuerdo entre ambas partes para la realización de prácticas en estas empresas emergentes que desarrollan su actividad en los centros de aceleración de Andalucía Open Future antes mencionados.

Así, la iniciativa fomenta el desarrollo de competencias emprendedoras del alumnado universitario y, “más aún”, su incorporación en algún equipo que esté siendo acelerado por Andalucía Open Future. En este sentido, un buen número de ellos son contratados tras su paso por las ‘startups’.

En el último de estos encuentros celebrado el pasado mes de junio participaron diez ‘startups’ procedentes de los espacios de aceleración de Andalucía Open Future y fruto de aquel ‘Startup in Love’, seis alumnos se incorporaron a realizar prácticas en Youforgetme y Pikotea (impulsadas en El Cubo); y en Brug, Owa y DSruptive (aceleradas en El Cable).

Todas ellas están “realmente satisfechas” con la iniciativa, si bien cabe destacar “especialmente” el caso de las ‘startups’ Owa y Disruptive, cuya experiencia ha sido “tan positiva” que los alumnos en prácticas pasarán a ser contratados para integrarse en los equipos de trabajo de estas empresas.

En OWA está la alumna Hilda Montenegro, y desde la empresa han expresado su satisfacción con su desempeño estos meses y con el programa en sí: “no sólo ha sido una grata experiencia contar con Hilda para su período de prácticas sino que además ha sido una experiencia muy útil para la empresa”. “La actitud y ganas de aprender de Hilda, lo ha puesto muy fácil de cara a su integración en la empresa”, han apostillado.

Desde OWA han destacado también “la proactividad” de la alumna, y en cuanto a la Universidad Loyola y su relación con Andalucía Open Future, han valorado “la facilidad de la gestión de todo el proceso”.

Por su parte, Marina Schöneman, CEO de DSruptive, ha señalado lo interesante del programa y de las cualidades que han encontrado en David Pineda, experto en Machine Learning y estudiante, al igual que Hilda, de la Universidad Loyola. “La experiencia con el programa ‘Startups in Love’ ha sido muy satisfactoria y David, un estudiante de Ingeniería Informática, se ha sumado al equipo durante el verano para brindar apoyo en el área de desarrollo de software”, ha explicado.

Han añadido que DSruptive tiene “un ritmo de trabajo muy ágil, al que David se ha podido adaptar muy bien” debido a “sus conocimientos previos sobre las metodologías de trabajo y las plataformas que se utilizan facilitaron esta cuestión y la distancia no supuso ningún problema”.

Además de “su buen nivel profesional”, han recalcado “sus habilidades interpersonales” y, como equipo, se han mostrado “contentos de que pueda continuar formando parte del proyecto, ahora en modalidad de prácticas extracurriculares”.

Sobre el programa Startups in Love, en colaboración con la Universidad Loyola, han subrayado que “ha sido una buena experiencia que ha permitido conectar con talento joven”.

El propio alumno, David Pineda, ha reconocido que “a priori la idea de realizar las prácticas en una ‘startup’ no es algo que esté en la mente de la mayoría de los universitarios”. “Cuando me comentaron sobre esta posibilidad, lo vi como una oportunidad de ver nacer un proyecto y participar en toda esa fase inicial”, ha indicado.

Ha calificado estas prácticas “como una gran experiencia” y ha destacado “la familia que he encontrado dentro del equipo (otra ventaja de participar en una startup)”. “A nivel de competencias me ha aportado bastante, tanto de investigación, como de cumplir con unas estimaciones y unos objetivos dentro de un plazo acordado a la hora de trabajar con un cliente”, ha concluido.

Anterior

Siguiente

X