Crean un guante que permite sentir los objetos del mundo virtual

Cuando nos adentramos en el fantástico mundo de la realidad virtual vivimos experiencias increíbles que no hace muchos años habrían resultado imposibles de imaginar. Todo es posible en este entorno de objetos de apariencia real generado mediante tecnología informática, no existe límite de tiempo ni de espacio. Es por ello que la realidad virtual está destinada a convertirse en una de las grandes revoluciones tecnológicas en un futuro inmediato.
Sin embargo, cuando experimentamos una experiencia de realidad virtual, nuestro primer instinto es querer tocar los diferentes elementos que vemos en tres dimensiones en la pantalla del cine o de la televisión. El chasco llega cuando descubrimos que nuestro tacto no es capaz de sentirlos.
¿Imaginan poder tocar los elementos existentes en la realidad virtual? ¿Poder sentir desde la caricia de una hoja hasta el impacto de una pelota en la palma de su mano? El equipo de NeuroDigital Technologies lo ha hecho posible.
NeuroDigital Technologies es una empresa fundada en 2012 por dos investigadores de la Universidad de Almería, Luis Castillo y Francisco Nieto. Actualmente está compuesta por un equipo multidisciplinar lleno de ideas e ilusión que trabaja duro por hacer realidad un sueño, conseguir que la realidad virtual se convierta en una experiencia al alcance de todos y que emerja completamente al usuario. Para hacerlo posible han desarrollado Gloveone, un guante inalámbrico que nos permite tocar con nuestras manos cualquier elemento presente en el mundo virtual.
Gloveone es compatible con los principales videojuegos y sistemas hardware, permitiéndonos ir mucho más allá del mundo real y haciendo posible el concepto de realidad virtual extendida. Se trata de una novedosa representación de un mundo paralelo donde se añade la posibilidad de tocar cualquier elemento que veamos y sentir su tacto.
Gloveone hace posible una auténtica experiencia multisensorial en el escenario virtual, en la que se podrá, por ejemplo, pasear por el campo y deshojar una margarita, acariciar el lomo de nuestra mascota o viajar al espacio para reparar la Estación Espacial Internacional.
El campo de la realidad virtual es completamente transversal, por lo que puede emplearse con fines lúdicos, profesionales o científicos. La capacidad del guante Gloveone en hacer que la realidad virtual sea mucho más potente lo convierte en un dispositivo deseado tanto por un adolescente amante de los videojuegos como por una facultad de medicina que quiera enfocar la realidad virtual a la formación de futuros cirujanos.
Dicho guante es compatible con los principales motores de videojuegos y con todas las gafas de realidad virtual, por lo que cualquier desarrollador puede incluirlo en sus trabajos. No obstante, también puede utilizarse sin necesidad de gafas de realidad virtual, interaccionando con objetos que aparecen en la pantalla de un ordenador o , en el futuro, de televisores de última generación. Y lo más importante, Gloveone tiene un precio asequible a cualquier bolsillo.
Actualmente, la compañía está trabajando para industrializar Gloveone y convertir su prototipo en un producto fabricado en serie. Recientemente han finalizado con éxito la campaña de un importante sitio web de financiación en masa para proyectos creativos, lo que les ha supuesto ser conocidos en los cinco continentes y tener presencia en medios de comunicación de todo el mundo.
Su objetivo inmediato es sacar a preventa Gloveone y hacer posible la reserva del guante en su página web para finalmente convertirse en un referente en la tecnología de realidad virtual.
Para alcanzar sus metas, además del trabajo duro y la ilusión por la que se caracteriza su equipo, NeuroDigital Technologies presenta su proyecto al ‘Alhambra Venture’. Un encuentro entre empresas emergentes e inversores en el que buscan conseguir la financiación necesaria para propulsar su innovador proyecto.

Previous

Next

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X