De 50.000 euros a 17 millones en tres años, el caso de éxito de Mox

Gregorio López, fundador y director de Mission Box y grupo Mox, abrió la segunda jornada de Alhambra Venture. Su historia es un caso de éxito emprendedor que vivió el fracaso en primera persona, pero supo asumir los errores que se habían cometido, identificar las oportunidades de negocio, rodearse de personal válido y ser hoy un gigante del reparto a domicilio trabajando para importantes empresas como Just Eat. «Tiré la toalla, pero la recogí al segundo», recordó Gregorio López.

López explicó cómo se creó Mission Box. «Había pedido la baja voluntaria cuando era el ejemplo de la familia y durante semanas los días fueron muy caóticos. En 2016 empezamos a darle forma al proyecto y entre enero y mayo no tuvimos ningún pedido. Y cuando llegó el primero, que era transportar a un perro, no sabíamos a quien teníamos que cobrarle el porte», rememoró Gregorio López. La historia de lo que hoy es Mox continuó un día en AJE Granada, cuando Pablo Madina, director de marketing de IDEAL, cogió del brazo a Gregorio López y le dijo que se presentara a Alhambra Venture. «Lo hicimos y en ese año entraban 25 startups al concurso. Nos quedamos en el puesto 26 y nos regalaron un stand. Elo agradecimos muchísimo y esa es la relación que nos une con Alhambra Venture», recordó López.

Ese año no terminó de ir bien para lo que entonces era Mission Box, ya que la empresa cerró en noviembre de 2016. Los pocos empleados que formaban parte de Mission Box fueron despedidos, pero la concesión de un crédito de 40.000 euros al día siguiente de echar la persiana salvó el proyecto, permitió recuperar al personal e hizo posible que hoy exista Mox. En 2016 se facturaron 50.000 euros, al año siguiente se sumaron ya 300.000 euros y en 2018 se acabó con 2,6 millones de euros. El peor de los escenarios que maneja la empresa para 2019 es cerrar con 14 millones de euros, pero confían en acabar el año con 17 millones de euros. Ahora mismo se encuentran en 70 ciudades de cuatro países y la plantilla de más de 5.000 personas.

«Un día vemos que aquello funciona, montamos un equipo y luego tuvimos presencia en Alhambra Venture de una forma mucho más potente. Ya éramos una empresa». Sin embargo, recordó Gregorio López, cometió el grave error de no registrar a la sociedad, algo a lo que se anticipó la competencia. Esto provocó el cambio de la marca Mission Box, que aunque se mantiene está agrupada dentro de grupo Mox, que es bajo el que funciona la compañía de Gregorio López.

«Un día nos llama Just Eat y sin darnos cuenta estábamos compitiendo con el resto de la competencia de España. En agosto de 2018 me ofrecieron comprar la empresa o un contrato de diez millones para la empresa. Acepté el contrato y fue el acierto de nuestras vidas ya que disparó a grupo Mox», recordó el director general de la empresa, que reconoció haberlo «pasado mal» muchas veces «porque nos quedábamos sin dinero», algo que ha provocado que ahora se mire hasta el último céntimo que se gasta en grupo Mox.

Las cifras que actualmente maneja Mox son estratosféricas. Realizan un pedido cada tres segundos. «Cuando montamos esto entregábamos un pedido cada cuatro meses», comparó Gregorio López para asegurar que la empresa ahora es rentable. Los envíos que grupo Mox realiza al mes se mueven en el entorno de los 300.000. «Las grandes empresas se han dado cuenta que nuestro modelo funciona y estamos en un momento superfeliz», celebró López, que añadió que la empresa, para seguir su evolución y crecimiento, invierte cada mes 100.000 euros en tecnología, algo que le permite seguir ganando dinero.

Esta su experiencia vital, la que contó en Alhambra Venture. Un caso de éxito que empezó en Alhambra Venture cuando su facturación era mínima y que ahora ha regresado al mayor foro de emprendimiento del sur de España para animar a aquellos que tienen una idea por desarrollar a que se tiren a la piscina y, como él, ‘pidan’ la baja voluntaria en el trabajo en el que estén para poner en marcha ese embrión que, en unos años, puede ser un referente nacional con la aspiración de situarse en el mundo. Ser como Mox.

Previous

Next

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X