El Erasmus de las prácticas o cómo conseguir un contrato en el extranjero

Una startup andaluza conecta mediante un software a estudiantes y empresas afines para mejorar la formación educativa 

Cada curso, miles de estudiantes se van de Erasmus a otros países europeos para ampliar conocimientos, romper fronteras y vivir una experiencia única que les enriquece académicamente. Sin embargo, realizar prácticas en otro país es algo más difícil de lograr y en ocasiones se vuelve una odisea negociar condiciones entre empresa y universidad. Para hacer más fácil esa gestión y facilitar la movilidad del talento nace la empresa sevillana The Student Mobility, finalista de Alhambra Venture 2022.

La idea surge de la necesidad propia. Y es que los fundadores, José Antonio Jiménez y Susanna Mettomaki, se fueron de Erasmus y encontraron ahí una necesidad de conectar a candidatos para prácticas internacionales con empresas. Entendieron que España, y Europa en general, son una región con mucho atractivo para realizar prácticas, pero las universidades no tienen medios suficientes para ayudar a candidatos jóvenes a realizar movilidades con carácter formativo y profesional de manera efectiva. Así mismo, las empresas suelen tener dificultades para atraer talento, sobre todo las pymes.

De este modo arrancó un proyecto que se constituyó en 2017, pero que venía funcionando ya anteriormente. En la actualidad, el equipo está conformado por Bassem Nwelati, CEO, José Antonio Jiménez, como director de marketing, (CMO) Carlos Riscos, director de tecnología y Andrea Moreno y Sonia Falcón como miembros del Board de dirección y responsables de departamento, además de un grupo de inversores.

Esta starup andaluza cuenta con un talento internacional de más de 16.000 candidatos al año. Además, tiene una red de 3.000 empresas de toda Europa interesadas en atraer ese talento. A través de su plataforma, conectan candidatos y compañías en función de sus requisitos, preferencias, expectativas salariales o capacidades. Además, cuentan con otros servicios para agilizar los procesos como la gestión de visados, seguro de salud, permisos de residencia o alojamiento.

En la actualidad, los estudiantes a veces no encuentran buenas opciones profesionales dentro de la zona de influencia de sus centros educativos porque las empresas no son capaces de tener departamentos de reclutamiento internacional. Eso es un gran problema. Tampoco las universidades tienen los medios  suficientes para que un alumno, por ejemplo, de Granada consiga prácticas en Estados Unidos y eso es lo que consigue The Student Mobility.

Desde la dirección defienden que “las empresas y el talento ya no pueden ceñirse a una competencia local. Cada vez hay menos barreras. Aportamos un gran valor ayudando a que los jóvenes incrementen su empleabilidad, aprendan idiomas en entornos profesionales y, al mismo tiempo, permitimos que las empresas accedan a talento de una manera precisa y rápida”. Todo esto gracias a una tecnología de algoritmos que agilizan el proceso.

En ese sentido, buscan implementar mecanismos de Inteligencia Artificial y Aprendizaje Automático para que los candidatos, desde que se matriculen en la universidad, puedan ir complementando sus perfiles académicos y profesionales. Lo que consiguen así es una detección de capacidades más temprana. The Student Mobility apuesta por ser el software de referencia para que las universidades puedan gestionar las salidas profesionales de sus egresados y estudiantes y ofrecer a los mejores candidatos internacionales entre 20 y 30 años.

Actualmente, se encuentran en un punto de equilibrio con una facturación recurrente mensual de alrededor de 45.000 euros y ampliando la cartera de clientes internacionales. Creen que el origen de este éxito es simple: “ayudamos a cumplir sueños”. “Cuando un candidato decide irse a otro país para poder desarrollar su primer empleo o prácticas, tiene que convivir entre la ilusión, el miedo y las dudas. Nosotros le ayudamos a que sus primeras experiencias profesionales no tengan fronteras, estén bajo un entorno de máximo respeto y seguridad, con una remuneración adecuada y complementaria a las becas que puedan tener”, explican.

Este software está pensado para sectores como el hospitality y turismo, además de, por supuesto, el sector educativo y a las empresas que puedan requerir de perfiles nativos para poder desarrollar sus negocios sin barreras culturales o lingüísticas.

En cuanto a los candidatos y universidades, cuentan con más de 3.000 universidades dadas de alta en el sistema y reciben estudiantes de todo tipo. Destacan los perfiles de Tecnología de la Información, Marketing Digital, Business, Ingeniería, Filología, Magisterio o Comunicación, entre otros muchos.

Esta empresa andaluza compite con otras compañías gracias a un fuerte posicionamiento SEO y el número de universidades con las que cuentan. Además tienen una tecnología propia y cuantas con un gran conocimiento del sector en toda Europa y Estados Unidos, lo cual permite adaptar los procesos y automatizaciones a las normativas legales de cada país y las singularidades de los convenios o situaciones específicas. Por ejemplo, durante la pandemia crearon una línea de prácticas en remoto.

A sus espaldas, cuentan con cientos de testimonios de estudiantes que han encontrado un trabajo que no hubieran podido conseguir en sus países, con una gran dosis de experiencia vital y profesional. “Muchos de ellos lo definen como lo mejor que han hecho en su vida”, presumen.

Por todo ello, esperan exprimir al máximo los recursos que ofrece Alhambra Venture para seguir aprendiendo de compañeros y ponentes así como atraer a un grupo de inversores que crean en el proyecto tanto como ellos: “Que no solo nos aporten dinero, sino también buenas ideas y visiones que nos complementen”.

Anterior

Siguiente

es_ESSpanish
X