El presidente de Mercadona, Juan Roig, aumentará hasta los 10 millones de euros la inversión en su aceleradora de empresas Lanzadera

El director general de Lanzadera, Javier Jiménez, ha presentado este miércoles la estrategia de Lanzadera para aportar más recursos y más actividad ante la situación creada por la COVID-19, que unifica los programas de aceleración en uno dividido en cuatro fases a partir de la prescripción de la aceleradora sobre el programa y el tipo de ayuda que recibirán los emprendedores.

Jiménez ha destacado que Juan Roig, propietario de Mercadona, va a multiplicar su inversión hasta los 10 millones anuales de su patrimonio personal -hasta ahora destinaba alrededor de dos millones- en Lanzadera, una cantidad que mantendrá año tras año para “seguir apoyando al emprendedor”, con lo que el presupuesto anual ronda los 16 millones.

Lanzadera, que forma parte del polo de emprendimiento Marina de Empresas, tendrá un solo programa con 4 fases, según la madurez de cada “startup”: Start y Traction (en la fase de incubación), Growth (aceleración) y Scale Up (empresas con un modelo de negocio probado pero que necesitan ayuda para abordar nuevas metas ante diversos escenarios ante la COVID-19).

La aceleradora quiere convertirse en una plataforma para potenciar la empleabilidad, ofreciendo oportunidades de formación para la reinserción laboral a personas y proyectos rentables que tengan que reenfocarse para afrontar el nuevo contexto.

 Lanzadera prescribirá a los emprendedores cuál es la fase del programa en la que mejor encajan, así como el tipo de ayuda que se les dará

Para adaptarse al impacto de la COVID-19, permitirá que la presencia en Valencia de los emprendedores seleccionados no sea indispensable mediante la combinación de formatos presenciales y telemáticos.

Las empresas o “startups” seleccionadas por la aceleradora podrán recibir ayudas que van desde los 4.000 euros para que puedan comenzar el desarrollo de la empresa hasta financiación por valor de 500.000 euros, una cantidad que amplía los 200.000 euros de límite vigentes hasta ahora.

Además, abrirá sus instalaciones en la Marina de Valencia a agentes del ecosistema emprendedor (emprendedores, grandes corporaciones, inversores o parques tecnológicos) para aumentar el intercambio de conocimiento y experiencia.

Para ello, habilitará espacios ya adaptados a las nuevas medidas de seguridad que requiere la crisis sanitaria a inversores, a socios tecnológicos y a las grandes empresas con las que se mantienen firmados acuerdos para que puedan tener sus propias oficinas en el edificio, como ya hace desde 2017 con Playstation para empresas de videojuegos.

Asimismo, acogerá a emprendedores residentes sin necesidad de que estén en ese momento en alguna de las fases del programa, una especie de “hermanos mayores” que podrán aportar de manera desinteresada su conocimiento a las generaciones que empiezan.

Según Jiménez, “no es momento de parar, es momento de acelerar, y la pandemia es un motivante” para “redoblar la apuesta” después de siete años de existencia de Lanzadera, que acoge actualmente a 150 empresas y prevé llegar a 200 este año y a 300 el próximo.

Entre ellas, ha señalado que entre las iniciativas está la búsqueda de emprendedores que puedan dar solución a los retos de salud a través del programa que desarrolla con el grupo Ribera Salud.

Desde su creación en 2013, Lanzadera ha prestado apoyo a unas 400 “startups” y ha aportado 15 millones de financiación en préstamos. Esas empresas han generado 1.000 puestos de trabajo directos y una inversión externa de 50 millones de euros.

Anterior

Siguiente

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X