La revolución del sector alimentario que lucha contra el desperdicio

El desperdicio alimentario es uno de los principales problemas de la década actual, con un futuro en el horizonte en el que se prevé que el abastecimiento de comida y el sector agrícola atraviesen grandes dificultades. De hecho, actualmente el 39% de los alimentos frescos son desechados. En este panorama, Agrosingularity ofrece una solución al excedente alimentario, ya que produce ingredientes sirviéndose de materia del sector primario, ofreciendo una alimentación natural y más sostenible.

Con ese interés de dar respuesta a una ineficiencia en la que se producen alimentos, pero por diferentes motivos se pierden, nació esta compañía fundada en julio de 2019. Esta startup es una de las 26 finalistas de Alhambra Adventure 2022, de cuya participación espera sacar el máximo rendimiento al network así como al aprendizaje del Academy. El equipo fundador está formado por Luis Rubio y Daniel Andreu, que condensaron juntos esta idea. Tras analizar posibles modelos, se decidió poner en marcha Agrosingularity por la capacidad del equipo para poder ejecutarla. Un equipo que actualmente cuenta con nueve personas más.

Según sus fundadores, Agrosingularity quiere “crear un impacto positivo en el medio ambiente a través de algo tan cotidiano como es la alimentación, por eso produce ingredientes para la industria alimentaria a partir de mermas de la producción primaria”. De este modo ofrecen una

solución a un gran problema de desperdicio, minimizando las pérdidas de alimentos frescos, transformando mermas en productos de valor añadido. Además, y gracias a su modelo de producción reduce las emisiones de CO2 equivalente.

Este proyecto llega a Alhambra Venture presumiendo de ser un “producto innovador, que integra naturalidad y sostenibilidad sustituyendo aditivos artificiales”. Su público potencial son los fabricantes de alimentos y el business-to-business, o negocio entre empresas.

Para Luis Rubio y Daniel Andreu destacan sobre la competencia por “el claro impacto medioambiental de nuestra actividad, reduciendo las emisiones a la vez que proponemos una gama de producto natural y sostenible”. Actualmente, Agrosingularity está en su segundo año de operaciones completo, teniendo clientes en cinco países de Europa. La startup murciana está en pleno crecimiento. De hecho, se encuentran proyectando el lanzamiento inmediato de FibVeg, un ingrediente desarrollado por la empresa que viene a sustituir las fibras dietéticas alimentarias existentes en el mercado. 

Además, la empresa está centrada en la evolución de la cartera de clientes y en continuar con el desarrollo de VeguIA, su propio asistente de inteligencia artificial que les permite reformular productos existentes con nuevos ingredientes. Con todo, las expectativas de Agrosingularity a largo plazo son convertirse en “líderes Europeos de la producción de ingredientes alimentarios de valor añadido, con el objetivo de impactar a más de 500 millones de consumidores”. Confían en lograrlo gracias al impacto que pueda tener su participación en Alhambra Venture, pero su reconocimiento les precede con premios en el Smart Agrifood Summit 2021, en Impact Hub Madrid o en los Premios Emprendedor XXI de CaixaBank.

Anterior

Siguiente

es_ESSpanish
X