La tecnología wifi de Galgus, ganadora de Alhambra Venture 2018, permite controlar el aforo en las playas

Mantener la distancia social en las playas es uno de los grandes desafíos que afrontan los ayuntamientos costeros de Andalucía en la temporada de baños de 2020.

La empresa tecnológica sevillana Galgus cuenta con tecnología patentada que puede ayudar a esa tarea, aparentemente imposible, de controlar el aforo de las playas o en otro espacio abierto que esté dotado con cobertura wifi que use su tecnología. La innovación desarrollada por Galgus se revela como una solución única, no solo por su capacidad de ofrecer en tiempo real el estado de ocupación de las playas, sino por su capacidad de mejorar la experiencia de usuario de los visitantes que acudan este verano a las localidades costeras ofreciéndoles un servicio de internet de calidad, según señalan desde la compañía.

En cualquier espacio donde está desplegada una red de puntos de acceso wifi, Galgus, a través de su funcionalidad de Analítica de Localización, recopila información anónima sobre los usuarios que se encuentren en su área de influencia, estén conectados o no a la mencionada red inalámbrica.

Esta solución es  única en el mercado –está patentada en Europa y EEUU– y es capaz de geolocalizar y contar dispositivos  presentes en el ámbito de cobertura, aunque no estén conectados a esa red WiFi.

Esa diferenciación es clave para obtener una analítica fiable y que responda a la realidad de la situación en tiempo real.

Desde Galgus aseguran que el usuario tiene garantizada su privacidad, al usar datos anónimos. Para implementarla no tiene que instalarse ninguna aplicación móvil que ocupe espacio en su dispositivo ni, como se ha indicado, tan siquiera conectarse a esa red wifi.

Esta tecnología, que puede ser instalada de manera inmediata, ya ha sido desplegada en entornos similares, como el Hotel Barceló Sancti-Petri, en Chiclana de la Frontera (Cádiz), que ofrece a sus huéspedes conectividad wifi de calidad incluso en la playa.

Los responsables de Galgus estiman que para los ayuntamientos costeros supone la posibilidad de acceder a un centro de control en la nube, por tanto accesible desde cualquier ubicación y que puede integrarse en otros aplicativos que se estén usando como pueden ser los de control de tráfico o cámaras de seguridad.

“Con esta herramienta, van a poder localizar dispositivos presentes en esa red, visualizarlos a través de mapas de calor que indiquen la densidad de personas en tiempo real, programar alertas cuando se alcance un parámetro dado o delimitar zonas acotadas (Geovallas), así como conocer la trazabilidad, esto es, por dónde han pasado esas personas y con quién han podido cruzarse”, afirma el doctor Pablo Aguilera, responsable de innovación de Galgus, que enfatiza que la inversión no se quedará obsoleta tras la pandemia.

Galgus, de capital 100% andaluz, está especializada en investigación y desarrollo de redes inalámbricas. La tecnología wifi que ha desarrollado la usan a diario más de un millón de personas.

Anterior

Siguiente

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X