LIVALL, la startup de cascos inteligentes que reinventa la seguridad pensando en los ciudadanos del futuro

La compañía liderada por el emprendedor e inversor andaluz, Manu Marín, presenta un novedoso concepto de Smart Helmet que ya salva vidas

¿Cómo imaginas las ciudades del futuro? Manu Marín, el emprendedor jienense, siempre lo tuvo claro: los usuarios de micromovilidad llevarán cascos inteligentes, y serán LIVALL.

“Somos pioneros y líderes en esta innovación, así como creadores del concepto de casco conectado.  El casco inteligente LIVALL sincroniza la última tecnología, propia de la era digital, con un producto tradicional y básico”, afirma Manu Marín, CEO y cofundador de la startup.

Según explica a IDEAL, la idea surge al buscar una solución para dar respuesta a las nuevas necesidades de transporte sostenible y ecológico, todo ello poniendo el foco en la seguridad, permitiendo evitar accidentes y salvando vidas: «La bicicleta y el patinete se ubican en el centro de una nueva economía del transporte, con servicios más eficientes y sostenibles que ya están creando nuevos modelos de negocio y de empleo”.

LIVALL nace unido a las dos grandes pasiones del andaluz, el emprendimiento y la inversión: “Como partner del fondo de inversión Yellow River Capital, con sede en Hong Kong, he podido viajar y conocer en profundidad muchos de los núcleos de tecnología e innovación de China, como Shenzhen, Shanghai o Guangzhou, donde observe la explosión de la micromovilidad y entendí que esto iba a convertirse en un fenómeno global con unas necesidades asociadas”.

“Ahí vi clara la oportunidad de desarrollar un producto que incorpora tecnología y seguridad en un básico que el usuario siempre debe llevar, el casco. En 2019 fundamos LIVALL Europa, con el objetivo de diseñar, distribuir y, próximamente, fabricar estos productos en España para el mercado europeo”.

LIVALL conecta tecnología y seguridad con diseño

 

El casco inteligente que Marín estará presentando en Alhambra Venture 2022 consiste en la integración de tecnologías de seguridad preventiva  y conectividad, desde luces inteligentes a un sistema SOS que manda una señal de socorro a los servicios de emergencia o contactos en caso de accidente, pasando por herramientas de comunicación manos libres para realizar llamadas, escuchar música o recibir instrucciones de navegación por voz.

“Nuestra startup pretende solucionar los problemas de seguridad y conectividad asociados al auge de la micromovilidad, ofreciendo al usuario una experiencia de viaje aumentada así como un nivel de seguridad mayor, tanto pasiva como preventiva”, subraya el CEO. “Y es que, los cascos inteligentes no son meramente escudos de impacto, sino que pueden anticiparse al accidente para salvar vidas y además poner a disposición del viajero el poder de su smartphone sin tener que soltarse del manillar”. 

Sobre su valor diferencial, Marín destaca: “Creemos firmemente que las claves de nuestro éxito están precisamente en la prevención y seguridad extra que ofrece nuestro producto respecto al casco tradicional, ya que contamos con una patente única en el mundo que ya ha probado su eficacia salvando vidas”.

“En la actualidad nuestra tecnología está un par de generaciones por delante de lo que las marcas, tanto históricas como modernas pueden ofrecer, debido a la visión que tuvimos para anticiparnos a este nuevo tipo de movilidad”, añade.

“En LIVALL Europe estamos donde hay que estar”

LIVALL está pensado para todos los ciudadanos de las urbes del futuro, que cada vez parecen más una realidad presente. “Queremos llegar a todos los viajeros urbanos que se desplazan y quieren una alternativa ecológica. En un mundo post-COVID, los cascos inteligentes LIVALL son una solución más higiénica y personal de moverse por la ciudad, pasando de forma transversal por todas las empresas y modelos de negocios basados en la micromovilidad, desde el sharing de patinetes a los repartidores y servicios del mensajería”. 

“No nos olvidamos de los servicios públicos, como recogedores de residuos o las patrullas urbanas de la Policía. Además, también tenemos una línea de producto pensado para los deportistas y amantes del ciclismo en carretera y montaña, e incluso un cascos para esquiadores”, añade Marín.

Aunque el catálogo que presenta LIVALL ya está bastante nutrido, en los próximos meses la compañía presentará su esperado casco de moto, un hito con el que la compañía pretende llegar a un nuevo sector y conquistar a todos los usuarios de motocicletas.

“En LIVALL Europe estamos donde hay que estar”. Según Manu Marín, esto es lo que les ha permitido cerrar un primer año con 1.2MM en facturación y 17MM en contratos y acuerdos de distribución por toda Europa. Desde los países nórdicos a Benelux, pasando por Rumania, España y Portugal, entre otros.

Sobre sus próximos pasos, el emprendedor andaluz apuesta por seguir creciendo en ventas y entrar en nuevos mercados europeos: «Nuestro objetivo es cerrar este año con 3MM en ventas, subir a 8MM el siguiente ejercicio y ponernos en 14MM en 2024, para lo que debemos entrar en Francia, Alemania,  Italia y el Reino Unido. No obstante, lo principal es hacer que nuestra tecnología revolucionaria esté disponible lo antes posible para el mayor numero de personas”. 

Anterior

Siguiente

es_ESSpanish
X