Navlandis, startup ganadora de Alhambra Venture 2019, consigue certificación para usar su contenedor Zbox en transporte marítimo

Los resultados de los ensayos estructurales, que garantizan el mismo nivel de capacidad y seguridad que un contenedor estándar, llegan en plena fase de búsqueda de capital de su tercera ronda de financiación.

 

El contenedor Zbox 20’ de Navlandis consiguió superar la semana pasada todas las pruebas estructurales especificadas en las normativas del sector del contenedor. Dichas normativas, la ISO-1496 y la CSC (Convenio Internacional sobre Seguridad de los Contendedores), garantizan la capacidad y seguridad de los contenedores usados para transporte marítimo. El contenedor de Zbox 20’ de Navlandis, ha superado los niveles más exigentes de dichas normativas, garantizando el mismo nivel de capacidad y seguridad que los contenedores estándares.

Tras un intenso trabajo de desarrollo tecnológico, esta noticia supone un hito muy esperado por la compañía, ya que “supone la certificación necesaria para que el contenedor Zbox sea usado para el transporte marítimo, y por tanto, pueda empezar a ser usado por las primeras navieras interesadas”, según asegura su CEO, Miguel Navalón.

Navlandis, startup ganadora de Alhambra Venture 2019 con sede en Picanya (Valencia), trabaja en un espacio industrial en el que han desarrollado su taller de innovación. A partir de ahora, se abre una nueva etapa para seguir avanzando en el cumplimiento de la visión de la compañía.

Reducción de gastos y hasta el 20 % menos en emisiones de C02

Zbox es un contenedor ISO plegable que consigue optimizar el transporte marítimo de mercancías, ya que, gracias a su diseño, es capaz de transportar en un único paquete cinco contenedores vacíos plegados en el mismo espacio que uno estándar. Este proyecto surge de la necesidad de optimizar el uso de contenedores en el transporte de mercancías, ya que el 25 % del tráfico global anual de contenedores viajan en vacío, suponiendo un impacto económico de 20.000 millones de dólares. Esta ineficiencia del sector se debe a los grandes desequilibrios que existen actualmente en los flujos de mercancías de las rutas comerciales, que obliga a la reposición de contenedores vacíos (logística inversa).

Gracias a la tecnología que Navlandis ha desarrollado, Zbox permite el ahorro del 50 % de los costes de reposicionar contenedores vacíos, lo que se traduce en un ahorro económico potencial de 10.000 millones de dólares anuales. A este ahorro también se le suma una reducción de hasta el 20 % de las emisiones de C02.

Como próximo paso inmediato está la fabricación de las primeras unidades del producto certificado, para dar servicio a la primera naviera interesada con la que se está trabajando, y que tras el análisis de costes realizados estima que puede ahorrar más de 5000€ por contenedor al año, superando las primeras estimaciones de Navlandis. La verificación de estos ahorros puede suponer el hito definitivo para el despegue de Zbox en el mercado. 

Otros pasos futuros serán la extensión de la tecnología a otros tamaños de contenedor, perfectamente compatibles con Zbox, la reducción de los costes de fabricación y el aumento de la capacidad productiva. 

El anuncio se produce en plena fase de captación de capital de su tercera ronda de financiación con la que buscan alcanzar una cifra de 2,5 millones de euros, para seguir consiguiendo los hitos que tiene marcados la compañía y seguir garantizando el crecimiento de este proyecto innovador que puede revolucionar el transporte mundial.

Previous

Next

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X