Las aportaciones de los inversores, o ‘business angels’ en su denominación más conocida, siguen ganando paso en el ecosistema emprendedor español. Estos mecenas se distinguen por utilizar su patrimonio personal para ayudar a empresas de base tecnológica o startups en las primeras etapas de su vida, con el objetivo de ayudarlas a crecer. La inversión