El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha anunciado su intención de convertir España en “un país startup”, por lo que en las próximas semanas desvelará una serie de medidas que según ha avanzado “facilitarán el impulso de los emprendedores”. Sánchez adelantó ese objetivo durante su visita a una incubadora de empresas de tecnología limpia