Según el Balance de Seguridad Vial 2017 publicado por la Dirección General de Tráfico, el año pasado se registró un 3% más de fallecidos en vías interurbanas, a causa de una conducción distraída o de una velocidad inadecuada en la mayoría de los casos. La tecnología puede ser una gran aliada para reducir esos índices