Un estudio avala los beneficios para las empresas de los préstamos de Enisa

ENISA, la empresa pública adscrita al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, ha presentado hoy en la sede de la EOI un informe de seguimiento y valoración del impacto económico y social de sus inversiones entre 2005 y 2016.

Por octavo año consecutivo, el ejercicio ha estado dirigido por José Martí Pellón, catedrático de Economía Financiera de la UCM y experto en Capital Riesgo.

José Bayón, CEO de ENISA, ha asegurado durante el acto que “tanto para el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo como para la propia ENISA los datos y análisis de este estudio son de gran importancia. Estos ratifican la necesidad y conveniencia del préstamo participativo como instrumento financiero con indudables ventajas para la creación y consolidación de pymes innovadoras”.

Al obtener información sobre qué líneas de financiación tienen mayor impacto económico y social, en qué sectores, en qué fase del desarrollo de la empresa, etc., el informe aporta elementos de valoración que contribuyen de manera fundamental a la definición y desarrollo de iniciativas y planes para el futuro.

METODOLOGÍA Y RESULTADOS

Para el ejercicio se ha seleccionado y estudiado un grupo de 3.562 empresas en las que ENISA había invertido un total de 701,2 millones de euros. Para ello se ha calculado su crecimiento posterior hasta una fecha de referencia, a través de los datos contables que tienen obligación de presentar al Registro Mercantil. Las variables analizadas han sido plantilla, ventas, resultado bruto, activos totales y activos inmateriales desde el año anterior a la inversión hasta 2018.

Al considerar la evolución hasta 2018 en todas las magnitudes analizadas, desde la situación anterior a la concesión de los préstamos del periodo 2005-2016, se han observado los siguientes crecimientos medios positivos:

  • De los 1.946 millones de euros de incremento en ventas hasta el tercer año, se pasó a 7.313 millones. Se hizo una media de 2,1 millones euros por empresa.
  • En margen bruto, de los 834 millones de euros de incremento hasta el tercer año, se alcanzaron 3.308 millones. Sucedió a razón de 929 mil por empresa.
  • El incremento hasta el año 2018 en activos totales fue de 7.489 millones de euros. Esto supone un 105 % por encima del valor anterior a la recepción del préstamo. Triplica así el aumento de 2.602 millones experimentado hasta el tercer año.
  • En activos inmateriales, el aumento acumulado ascendió a 1.773 millones de euros hasta 2018 (498 mil euros por empresa). Este dato también logra que se tripliquen los 541 millones registrados hasta el tercer año.

LOS EFECTOS INDIRECTOS

Además del impacto directo, destacan varios efectos indirectos con un elevado valor cualitativo. Uno de ellos es que gran parte del empleo neto creado corresponde a personas con alta cualificación científica o técnica.

Asimismo, en relación con un grupo de control de empresas no apoyadas por Enisa, hasta el año 2018, los valores medios de todas las variables de las empresas apoyadas por Enisa superaron significativamente a las anteriores en el número de empleados (7,3 trabajadores más), en ventas (1,6 millones de euros más) y en margen bruto (760 mil euros más).

En julio de 2020, una notable proporción de los importes de los préstamos otorgados (54,3 %) ya se había recuperado solo en reembolsos del principal. Esto sin contar con otros ingresos derivados de intereses, participación en beneficios y comisiones de cancelación anticipada. Como ha subrayado Martí Pellón durante la presentación, “se puede concluir que los préstamos participativos de 2005 a 2016 han contribuido a la generación de riqueza y empleo con un limitado coste. Este ha sido incluso ampliamente superado en beneficios por la mayor recaudación fiscal por IVA e IRPF derivada del aumento de actividad económica generada por los préstamos en las empresas apoyadas”.

El acto también ha contado con la participación de dos empresas financiadas por Enisa, Clicars y SharifyApp. Estas han compartido su trayectoria y planes de futuro. Además, ha compartido cómo han afrontado la crisis de la COVID-19; así como las oportunidades que se pueden identificar para construir entre todos un modelo productivo sostenible y sostenido.

El estudio completo puede descargarse a través del siguiente enlace.

Anterior

Siguiente

X